28 sep 2020

Ir a contenido

HACIA LA INVESTIDURA

Puig, tras el pacto PSOE-ERC: "Se empieza a atisbar una solución para Catalunya"

El 'president' de la Generalitat valenciana asegura que "todo se puede hablar pero hay un marco constitucional que respetar"

Nacho Herrero

El presidente valenciano, Ximo Puig, en su visita a la cofradía de pescadores de El Palmar en L’Albufera.

El presidente valenciano, Ximo Puig, en su visita a la cofradía de pescadores de El Palmar en L’Albufera. / MIGUEL LORENZO

El pacto de investidura entre el PSOE y ERC empieza a desbrozar el complicado camino para la crisis de Catalunya, así lo ha asegurado este viernes el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, que cree que con ese acuerdo "se empieza a atisbar una solución en el espacio territorial de España".

El socialista ha defendido con claridad la creación de una mesa de diálogo, más allá del nombre que pueda recibir. "Ante una situación de conflicto, discrepancia, se le puede llamar como se quiera, solo hay un camino en democracia: el diálogo", ha subrayado.

Puig dio por hecho también que se podrán poner encima de la mesa todas las opciones pero asumiendo que lo que se decida debe tener un encaje en la Constitución. "Lo dijimos siempre en otros tiempos cuando había violencia: todo se puede hablar y discutir pero, evidentemente, hay un marco constitucional que respetar",  ha recordado. 

Puig se ha mostrado optimista por que a partir del 7 de enero haya un gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos "progresista" y que "respete las leyes desde la Constitución y el Estatut". 

Egoísmo de las derechas

El president valenciano ha apuntado que el acuerdo con ERC ha llegado para "salir de la situación de bloqueo a la que habían llevado la falta de generosidad de las derechas", que desde el primero momento dijeron "que no iban a ayudar a la gobernabilidad".

Además, ha defendido que se trata de "la solución más ajustada a lo que dijeron los ciudadanos" y ha denunciado que "algunas derechas piensan que les corresponde la gobernabilidad como patrimonio natural".

Federalista convencido, les ha pedido también que asuman "la realidad española que está en la Constitución, un país compuesto entre nacionalidades y regiones, con voluntad de convivir y cohabitar". "Somos diferentes en algunas cosas y queremos ser iguales en lo fundamental, los derechos y las oportunidades", ha señalado.

Palo a Ciudadanos

Puig ha asegurado que atenderá a Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, si le llama a hablar del pacto con ERC pero ha remarcado que "los ciudadanos se han pronunciado claramente" respecto a su partido y le ha exigido que haga autocrítica sin "echar la culpa a los españoles". También ha recordado que "despreció la oportunidad de tener un peso relevante en la política española"

El papel de Compromís

Puig ha calificado como "tremendamente positivo" el pacto entre el PSOE y sus socios de Compromís porque cree que "consolida, potencia y da más fuerza al acuerdo valenciano".

El presidente Puig, durante el paseo por el lago L'Albufera. / MIGUEL LORENZO

El barón socialista ha realizado estas declaraciones en un paseo por el lago de L'Albufera, un valioso ecosistema en peligro de colapso cuya protección está dentro del acuerdo entre socialistas y valencianistas. 

Puig ha anunciado la visita del vicepresidente primero de la CE y encargado del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, para trabajar en un gran proyecto que asegure el futuro del lago. "Forma parte de nuestra alma colectiva, tenemos que salvarla porque es salvar la identidad de los valencianos", ha afirmado.

"L'Albufera forma parte de nuestra alma colectiva; tenemos que salvarla porque es salvar la identidad de los valencianos", ha reivindicado en declaraciones a los medios en El Palmar (València) en una visita a la lonja y a la Comunidad de Pescadores antes de un paseo en barca por el lago.