30 oct 2020

Ir a contenido

La justicia belga suspende la euroorden contra Puigdemont y Comín

La oficina del 'expresident' asegura que Bélgica reconoce su inmunidad como eurodiputados y procede a suspender la orden de extradición del juez Llarena

El Periódico

Carles Puigdemont y Toni Comín. / VÍDEO: EUROPA PRESS

La justicia belga ha suspendido la euroorden del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena contra Carles Puigdemont y Toni Comín al considerar que tienen inmunidad como eurodiputados, según ha informado el propio 'expresident' a través de un mensaje en inglés en Twitter. 

"La justicia belga reconoce nuestra inmunidad y decide suspender la orden de extradición", ha escrito. Puigdemont añade que "aún estamos esperando la liberación de Junqueras, que tiene la misma inmunidad que nosotros".

En su mensaje, Puigdemont insta a España a "actuar de la misma manera que Bélgica y a respetar la ley", en alusión a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que reconoció la inmunidad de Junqueras como eurodiputado y que abrió la puerta a que Puigdemont y Comín se pudieran acreditar como tales.

Según un comunicado de la oficina del 'expresident', "la justicia belga ha vuelto a frenar el intento de extradición de Puigdemont y de Comín, porque les reconoce la inmunidad al haber sido elegidos miembros del Parlamento Europeo en las últimas elecciones". Añade que el juez levanta todas las medidas cautelares dictadas cuando se tramitó la euroorden. 

El comunicado recuerda que "era el tercer intento de la justicia española" de extraditar a Puigdemont y Comín y que "de momento queda parado hasta que llegado el caso sea el mismo Parlamento Europeo quien les retire la inmunidad".

A mediados de diciembre, el juez aplazó al 3 de febrero la vista sobre la euroorden contra Puigdemont, Comín y el 'exconseller' Lluís Puig, a la espera de la resolución del TJUE sobre la inmunidad de los dos primeros. Tras la decisión del TJUE del 19 de diciembre, ahora el juez belga mantiene la vista del 3 de febrero solo para Puig.

Puigdemont y Comín pisaron el pasado 20 de diciembre los edificios de la Eurocámara por primera vez. Recibieron una credencial provisional después de que la justicia europea les diera luz verde para iniciar los trámites para convertirse en parlamentarios europeos. Unos trámites que incluyen la renuncia del acta de diputados en el Parlament y que prevén finalizar durante la primera semana de enero para poder asistir al próximo pleno en Estrasburgo el 13 de enero. Si obtienen la credencial definitiva, Puigdemont y Comín gozarán de las mismas prerrogativas que el resto de eurodiputados, entre ellas, un sueldo de casi 7.000 euros al mes.