30 mar 2020

Ir a contenido

MENSAJE INSTITUCIONAL

Torra avisa a ERC de que no hay "diálogo honesto" sin autodeterminación

El 'president' asegura en su mensaje de Fin de Año que "no permitirá ni aceptará" su inhabilitación

Fidel Masreal

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en su mensaje de Fin de Año. / ACN/ TV3

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha aprovechado la coincidencia de su mensaje institucional de Fin de Año con las negociaciones entre el PSOE y ERC sobre la investidura de Pedro Sánchez para meter más presión sobre los republicanos. El jefe del Ejecutivo catalán ha advertido de que cualquier "diálogo honesto" debe incluir el reconocimiento del derecho de autodeterminación y el compromiso con un referéndum "sobre el futuro político de Catalunya". Si no se dan estas condiciones, Torra sostiene que los socialistas solo pretenderán "tapar agujeros con parches caducos". "No podemos volver a caer en la trampa de engañarnos a nosotros mismos", ha alertado.

En su última alocución del 2019, el presidente catalán se ha mostrado contundente a la hora de rechazar su posible inhabilitación en el 2020 e, incluso, ha amagado con desobedecerla si la ratifica el Tribunal Supremo, pero sin aclarar cómo. "El Estado español debe saber que los presidentes los nombra y los cesa el Parlament. Es decir, los únicos representantes legítimos de la ciudadanía. Y no permitiré ni aceptaré que un tribunal, y aún menos una junta política- suplante la soberanía de los catalanes", ha proclamado a pocos días de que, este viernes, la Junta Electoral Central decida si le retira el acta de diputado en el Parlament, lo que conllevaría su inhabilitación inmediata.

Debate sobre su relevo

Precisamente, Torra ha sido protagonista en las últimas horas por recriminar al grupo parlamentario de Junts per Catalunya las especulaciones sobre su sustitución en caso de ser inhabilitado definitivamente por el Supremo tras la sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) por mantener una pancarta con el lazo amarillo en el Palau de la Generalitat. Sobre esta condena, el 'president' se ha envuelto en la épica: "No han querido inhabilitarme a mí. Con esta sentencia, que ya estaba escrita cuando comenzó el proceso judicial, quieren inhabilitar al presidente de Catalunya".

Tras expresar su "absoluta" disposición al diálogo, el jefe del Govern ha subrayado que este debe pasar por "contenidos concretos y un compromiso de soluciones políticas y democráticas", por el reconocimiento de la "bilateralidad" y el "respeto por los sujetos políticos con derechos y deberes". Ante un año 2020 presumiblemente electoral, Torra ha apelados a los distintos actores del independentismo a "decirnos la verdad" para "recuperar la unidad que permitió hacer el referéndum del 1-O".

Junqueras y los CDR

Sin un ápice de autocrítica en política social y económica, de cuyos déficits ha vuelto a acusar al Estado, Torra ha reclamado la "liberación inmediata" de Oriol Junqueras y la nulidad de la sentencia del 'procés', tras el veredicto del Tribunal de Justicia de la UE que reconoce la inmunidad al líder de ERC. Asimismo, ha denunciado el encarcelamiento "sin pruebas" de miembros de los CDR y ha exigido saber "en qué condiciones" se han producido los interrogatorios.