30 nov 2020

Ir a contenido

EL LABERINTO CATALÁN

La nueva vida de Puigdemont como eurodiputado

7.000 euros al mes, dietas, transporte e inmunidad, entre las prerrogativas de los miembros de la Eurocámara

El 'expresident' y Comín esperan poder finalizar los trámites a principios de enero para poder asistir ya al pleno del día 13

Berta López

El ’exconseller’ Toni Comín y el ’expresident’ Carles Puigdemont, con su credencial de eurodiputados en Bélgica.

El ’exconseller’ Toni Comín y el ’expresident’ Carles Puigdemont, con su credencial de eurodiputados en Bélgica. / ACN / NAZARET ROMERO

Siete meses después de la celebración de las elecciones europeas, Carles Puigdemont y Toni Comín pisaron el pasado 20 de diciembre los edificios de la Eruocámara por primera vez. Los exmiembros del Govern recibieron una credencial provisional después de que la justicia europea les diera luz verde para iniciar los trámites para convertirse en parlamentarios europeos. Unos trámites que incluyen la renuncia del acta de diputados en el Parlament y que prevén finalizar durante la primera semana de enero para poder asistir al próximo pleno en Estrasburgo el 13 de enero. Si obtienen la credencial definitiva, Puigdemont y Comín gozarán de las mismas prerrogativas que el resto de eurodiputados, entre ellas, un sueldo de casi 7.000 euros al mes.

Inmunidad

Los miembros de la Eurocámara gozan en territorio nacional "de las inmunidades reconocidas a los miembros del Parlamento de su país" y en el resto de Estados miembro "de inmunidad frente a toda medida de detención y a toda actuación judicial" según recoge el protocolo sobre los privilegios y las inmunidades de la Unión Europea. El mismo protocolo especifica, sin embargo, que esta inmunidad no puede invocarse en caso de "flagrante delito".

Libertad de movimiento

El mismo texto recoge la libertad de movimiento de los diputados "cuando se dirijan al lugar de reunión". Por otro lado, según el reglamento interno, la Unión Europea expedirá a los diputados que los soliciten un salvoconducto para la libre circulación por los países de la Unión y los que reconozcan la validez del salvoconducto.

Casi 7.000 euros al mes más dietas

El sueldo bruto mensual de los eurodiputados es de 8.757,70. Tras la deducción de un impuesto de la Unión Europea y el seguro de accidentes, la cifra asciende a 6.824,85, una cantidad que está muy por encima de los sueldos de los diputados del Parlament y del Congreso. La mayoría de países obligan también a pagar un impuesto nacional, lo que hace que el salario neto final varíe de un país a otro.

Además del sueldo, los eurodiputados perciben una dieta fija diaria de 320 para cubrir los gastos relacionados con el día a día en Bruselas y Estrasburgo. A parte, los miembros electos también tienen derecho al reembolso de los costes del trayecto, alojamiento y otros gastos de los viajes hasta un máximo anual de 4.454

Y aún hay una tercera dieta, la de "gastos generales", destinada a cubrir el alquiler de oficinas, facturas telefónicas, la compra de material informático o organización de conferencias y que asciende a 4.513 al mes. Una dotación -la más polémica- que los diputados no están obligados a justificar, a pesar de que el Estatuto de los diputados explicita que las dietas no pueden constituir  "una retribución encubierta"

Asistentes, despacho y vehículo oficial

Los eurodiputados tienen derecho a contratar a sus asistentes y becarios, siempre y cuando que los costes derivados de dicho personal no ascienda a más de 24.943 euros mensuales. Cada eurodiputado puede contar con tres (a veces cuatro) asistentes acreditados en Bruselas y Estrasburgo, además de los asistentes locales "que les asisten en los Estados miembros donde han sido elegidos".

Además de los la posibilidad de disponer de asistentes y becarios, los diputados de la Eurocámara cuentan también de un despacho personal y de una oficina para los asistentes, material de oficina, vehículos oficiales y espacios para realizar actividades.