30 oct 2020

Ir a contenido

Bolivia pedirá cambios en la embajada española tras el incidente por los asilados de Evo Morales

"Voy a pedir a la presidenta y a la canciller que pidan que esas personas se vayan del país", ha afirmado el ministro Arturo Murillo

EL ministro del Gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, este pasado 26 de diciembre

EL ministro del Gobierno interino de Bolivia, Arturo Murillo, este pasado 26 de diciembre / EFE

El ministro del Gobierno interino de Bolivia Arturo Murillo anunció este sábado que pedirá que se cambie a los diplomáticos de la legación de España en La Paz, tras el incidente en la residencia de la embajadora de México en el país.

Murillo dijo a los medios que pedirá personalmente a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, y a la canciller, Karen Longaric, que se curse la correspondiente petición para que haya un cambio de los funcionarios diplomáticos en la embajada de España en La Paz. "Voy a pedir a la presidenta y a la canciller que pidan que esas personas se vayan del país, no es correcto que vengan a hacer lo que quieran, hace muchísimos años hemos dejado de ser colonia española", afirmó Murillo.

A juicio del ministro interino, la actuación de los diplomáticos españoles ha ofendido a los bolivianos, por lo que "no pueden seguir en este país". "Creo que deberían hacer un cambio inmediato de su delegación diplomática", recalcó.Además, cuestionó la utilización de capuchas y posiblemente de armas.

"Nos preocupa muchísimo que hayan querido ayudar a un delincuente como Juan Ramón Quintana a fugar de la residencia de México", señaló.

El incidente

La Cancillería boliviana acusó el viernes a la embajada española en La Paz de cometer "atropellos" a su soberanía por un incidente con la Policía Boliviana que custodia la residencia de la embajadora de México en el país, María Teresa Mercado.

Los funcionarios de la embajada española iban acompañados de "encapuchados" y "presumiblemente armados" que estaban en vehículos con matrículas de esa embajada que, según la Cancillería, querían ingresar de forma "clandestina".

Realizaron la visita a la residencia de la embajadora mexicana la encargada de Negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, y el cónsul Álvaro Fernández.

En la residencia se encuentra alrededor de una decena de exautoridades del Gobierno del que fuera presidente Evo Morales, de los cuales cuatro tienen órdenes de detención, ya que el Gobierno interino los acusó de distntos delitos como terrorismo, como el antiguo ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

Una visita de cortesía

El Gobierno español ha asegurado que la visita de los diplomáticos fue exclusivamente de "cortesía" y negó que fuera para facilitar la salida de personas. De la misma forma, España instruyó una investigación y se enviará una misión con ese fin.

Por su parte, el delegado boliviano ante la comunidad internacional, el expresidente Jorge "Tuto" Quiroga, exigió al Gobierno español que asuma su responsabilidad en este incidente y sostuvo que España y México son parte de la "conspiración" contra la reconstrucción democrática de Bolivia.

Bolivia y México protagonizan una tensión diplomática desde que Morales fue acogido en ese segundo país, tras renunciar al poder el pasado noviembre y denunciar un golpe de Estado para derrocarlo.