LA ENCRUCIJADA CATALANA

El PSC reabre la puerta a la casa grande del catalanismo moderado

"El próximo 'president' será de ERC o del PSC", sentencia Iceta

Apela a Lliures, Lliga Democràtica y El país de demà, los críticos del PDECat que se reunieron en Poblet

Miquel Iceta, reelegido primer secretario de los socialistas catalanes en el 14 congreso del PSC. / FOTO Y VÍDEO: JORDI COTRINA

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSC había hecho una opa a Ciudadanos en desplome en las últimas elecciones. Los socialistas endurecieron en campaña el discurso contra el independentismo, siguiendo la estrategia de Pedro Sánchez que perseguía buscar votos en la estampida de votantes naranjas. Pero vieron como el PP y el Vox fueron los más beneficiados de ese trasvase electoral. Tras analizarlo y una vez cerrado el congreso, los socialistas abren ahora de nuevo la puerta a la casa grande del catalanismo moderado.

Iceta ya apuntó esta idea el domingo en la clausura del congreso al proponer una amplia coalición, propuesta que desarrolló en la entrevista en EL PERIÓDICO. "No hablo de partidos sino de espacios políticos. Querríamos una amplia coalición con gente de centro y centroizquierda, autonomistas y federalistas, gente que esté a favor de las reformas para colaborar. No creemos que de las elecciones salga una mayoría absoluta socialista y tendemos la mano a los que creen que Catalunya tiene que cambiar de rumbo", comentaba en la entrevista.

Este lunes, tras la primera reunión de la nueva ejecutiva, ha incidido en este punto. "Nosotros hacíamos esta apelación más a sectores que a partidos, aunque hay partidos que ya han mostrado interés como Lliures y también Units per Avançar [socio desde el 2017]". Después de que Iceta tendiera el domingo la mano, Lliures ha hecho un tuit esta mañana expresando su disposición a hablar y trabajar para "reorientar el rumbo de Catalunya, superando la política de bloques". Iceta no solo se ha referido a estas dos formaciones sino también a "fuerzas políticas en procreso de creación, como la Lliga Democràtica, a los amigos y amigas que se encontraron en Poblet, personas que buscan su espacio político". A los moderados del PDECat que reunieron bajo el nombre 'El país de demà' para posicionarse en contra de la vía unilateral de Carles Puigdemont y Quim Torra les ha trasladado "que sepan que les tenemos en cuenta. Que hemos leído su documento y nos interesa". En este sentido ha anunciado que a principios de año habrá reuniones y se "multiplicarán las conversaciones" con estos sectores catalanistas que no se sienten cómodas con el independentismo. En el cónclave del pasado fin de semana ya hizo algún guiño hacia este sector matizado la polémica ponencia sobre la inmersión lingüística, que había sido uno de los gestos socialistas hacia el electorado naranja.

Noticias relacionadas

En las elecciones del 21-D del 2017, el PSC ya intentó este Junts pel Seny aliándose con Units per Avançar en búsqueda los 100.000 votos huérfanos de Unió. Pero solo subió un escaño, mientras Cs capitalizó el voto antiindependentista. Ahora, en vista de que el votante más españolista naranja prefiere ir a Vox o PP, vuelven a explorar la frontera del catalanismo moderado en aras de convertirse la alternativa de gobierno al independentismo. "Del 2017 al 2020 habrán pasado tres años en los que la certificación del fracaso del independentismo es tan rotunda como la necesidad de cambio de rumbo. Que no haya votos porque se queden sin representación de los deseos de cambio", ha reflexionado el primer secretario socialista.

Después de que la victoria de Inés Arrimadas el 2017 no se tradujera en ningún cambio en la Generalitat, Iceta se erige como el único no-independentista con posibilidades reales de gobernar. "El próximo presidente de la Generalitat será de ERC o del PSC. Las fuerzas de continuismo quieren que sea ERC, nosotros llamamos a las fuerzas del cambio para que lo sea el PSC", ha señalado dejando claro que ellos nunca harán presidente a un independentista. "Somos los dos partidos con más historia en Catalunya. Hemos gobernado en algunos ayuntamientos y siete años juntos en la Generalitat. Pero representamos cosas muy distintas. Ellos quieren la independencia y nosotros no. Y nosotros queremos la presidencia para nosotros".