12 jul 2020

Ir a contenido

CONGRESO DE LOS SOCIALISTAS CATALANES

El PSC matiza su postura sobre la inmersión

Incorpora en su ponencia que el catalán debe seguir siendo vehicular pero mantiene la apuesta por flexibilizar el modelo lingüístico

Acusa a parte del independentismo de querer marginar al castellano y al nacionalismo español de negar el plurilingüismo por intereses electorales

Roger Pascual

Miquel Iceta, en el congreso del PSC en Barcelona.

Miquel Iceta, en el congreso del PSC en Barcelona. / EFE / ANDREU DALMAU

La inmersión lingüística se había convertido en el tema estrella de un congreso del PSC absolutamente plácido. Era el punto que más enmiendas había generado en la ponencia política. En aras de mantener el consenso que ya se demostró en la primera jornada del cónclave socialista (en el que el informe de gestión y la ratificación de Miquel Iceta se han aprobado por unanimidad), el texto definitivo de la ponencia congresual defiende que el catalán seguirá siendo vehicular y que solo se busca "flexibilizar" la inmersión lingüística.

La decisión de abrir el melón de la inmersión lingüística era el asunto que más polémica había generado en la previa del cónclave. Aunque desde la ejecutiva socialista se dijera que iba en la línea de la propuesta fallida 'conseller' Josep Bargalló, aparcada tras las críticas de los partidarios del manifiesto koiné, había recibido ataques de Quim Torra y de sectores del independentismo que consideraban que era un ataque al catalán. 

Documento

Resolución del PSC sobre la lengua.

Resolución del PSC sobre la lengua

"No cuestionamos el catalán como lengua vehicular", dijo el miércoles Esther Niubó en el Parlament, en la que los socialistas no apoyaron dos proposiciones del PP y Cs decididas a modificar Ley de Educación de Catalunya para poner fin a la inmersión lingüística en catalán. Eso sí, señaló que había que "revisar" el modelo para que este tema no fuera "tabú".

Este es el espíritu que se ha trasladado a la ponencia que especifica que el catalán debe de ser vehicular pero se debe flexibilizar y modernizar el modelo de inmersión lingüística para adaptarlo a la realidad sociolingüística de cada centro. Se acusa de romper los consensos a los nacionalismos, tanto el catalán como el español, llamando a la no confrontación entre los que apuestan por el monolingüismo (acusando "al Govern y parte del independentismo de tratar de marginar el castellano") y los que niegan el plurilingüismo para "instrumentalizar electoralmente el debate". "La mejor opción para asegurar la igualdad de oportunidades es la evolución hacia un modelo plurilingüe manteniendo el catalán en el centro de gravedad del sistema educativo", sentencia. 

Para dejar más clara la posición en este delicado asunto, este domingo se votará una resolución de cuatro páginas sobre este punto, y que explicita que la propuesta va en la línea de la fallida ‘conseller’ Bargalló. Se espera que tanto esta resolución como otras dos más que se sometarán este domingo a votación sean avaladas con la misma unanimidad que el informe de gestión y la ratificación del primer secretario, para lanzar el mensaje de cohesión en el congreso diseñado para ser el de la consolidación de Iceta y del PSC como la alternativa de gobierno para "el país enfrentado, sin rumbo y dividido que han dejado en herencia" las presidencias de Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra.