19 sep 2020

Ir a contenido

Arrimadas y Casado se piden el uno al otro frenar a ERC

El líder del PP dice que si Sánchez fracasa "debe dejar paso"

Pilar Santos Miguel Ángel Rodríguez

Pablo Casado y el rey Felipe VI, este miércoles en la Zarzuela.

Pablo Casado y el rey Felipe VI, este miércoles en la Zarzuela.
Santiago Abascal y Felipe VI, este miércoles en la Zarzuela.

/

Pablo Casado, presidente del PP, e Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, empezaron este miércoles a señalarse mutuamente como responsable de que ERC pueda tener influencia en el Gobierno central, si finalmente ayuda a Pedro Sánchez en su investidura con la abstención de sus 13 diputados. Para ambos, las negociaciones entre socialistas y republicanos están superando las líneas rojas de la Constitución y creen que el contenido de ese eventual acuerdo romperá la igualdad entre los españoles.

Ninguno quiere emular a Manuel Valls en Barcelona, cuando prefirió facilitar la continuidad de Ada Colau antes que permitir que gobernara el republicano Ernest Maragall. Según Casado, el PP no puede colaborar en que Sánchez siga en la Moncloa porque eso le pasaría factura y España se quedaría "sin alternativa". De hecho, el conservador reclamó a Sánchez que, si no consigue revalidar su cargo, "debe dejar paso" a otro dirigente socialista con otro concepto de España. Su portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, cree que la negociación con ERC "es como si Felipe González hubiera ido a Figueras a negociar con Tejero".

Según Arrimadas, el secretario general del PSOE tiene cerrado ya un acuerdo "con populistas" y eso le impide cualquier acercamiento. Tanto PP (89 diputados) como Ciudadanos (10) tienen en su mano hacer presidente a Sánchez sin la necesidad de los independentistas. Los naranjas, aunque solo sean una decena, deberían votar 'sí' y sumar ese respaldo a Podemos y otros grupos minoritarios. Las opciones de los populares son variadas.

En todo caso, la dirigente liberal sigue insistiendo en su propuesta de alcanzar un acuerdo "constitucionalista" entre PSOE, PP, Navarra Suma y su partido (221 escaños). Arrimadas, que intentó hablar por teléfono este miércoles con el jefe del Ejecutivo pero no tuvo suerte, se lo podrá decir en persona el lunes. Tras recibir el encargo del Rey, Sánchez anunció que convocará a Casado y a Arrimadas en la Moncloa. 

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, confirmó al Monarca su 'no' al candidato socialista y ante el jefe del Estado denunció la "gravedad de la situación política" y la "anormalidad institucional" que se vive por culpa del presidente en funciones.