18 sep 2020

Ir a contenido

El TC paraliza los recursos contra leyes del Parlament, por la recusación de un magistrado

El motivo es que dará trámite a la recusación presentada contra Ollero por la Generalitat

El Constitucional no estudiará la impugnación de Junqueras hasta resolver una anterior de Sànchez

Ángeles Vázquez

Fachada del Tribunal Constitucional.

Fachada del Tribunal Constitucional. / ACN / TANIA TAPIA

El Tribunal Constitucional ha decidido dar trámite a la recusación presentada por la Generalitat contra el magistrado Andrés Ollero para apartarle de la resolución de todos los recursos pendientes contra leyes del Parlament. Ello paralizará la resolución de estas impugnaciones hasta al menos el próximo mes de enero, cuando se prevé que el incidente pueda ser resuelto, informaron a EL PERIÓDICO fuentes del alto tribunal. 

El motivo alegado por la Generalitat para tratar de apartarle de las impugnaciones en las que es parte es que considera que el magistrado de talante conservador le tachó de supremacista en el voto particular con el que discrepó de la mayoría, que avaló el Código Civil catalán y solo anuló el procedimiento notarial que prevé. De ahí que considere que está contaminado para pronunciarse sobre otras leyes también impugnadas por el Gobierno central, como es el Código Tributario catalán

Fuentes del alto tribunal niegan que la tramitación de este incidente suponga volver a tiempos pasados, como los vividos durante la resolución del recurso del PP contra el Estatut durante la que se vivió una auténtica guerra de recusaciones. Por eso las fuentes consultadas ven difícil que la iniciativa de la Generalitat acabe siendo estimada, aunque ahora se nombre un magistrado como instructor y se pida informe a todas las partes. Este juez será quien eleve una propuesta de resolución al pleno. 

Explican que rechazarlo de plano se ha descartado al no apreciar ningún error formal en el incidente, pero estimarlo se antoja muy complicado por la experiencia vivida y la dificultad que plantea apartar a un magistrado de la resolución de ciertos recursos, ya que, a diferencia de los juzgados ordinarios, no puede ser reemplazado por otro y con ello queda alterada la composición del propio tribunal.

Sànchez antes

Por otra parte, el pleno del Constitucional ha pospuesto a enero su resolución del recurso presentado por el presidente de ERC, Oriol Junqueras, contra la negativa del juez del Supremo Pablo Llarena a dejarle salir de prisión al político para asistir a la sesión constitutiva del Parlament en enero de 2018. En su lugar, lo que hizo el magistrado fue establecer la delegación del voto para no alterar las mayorías parlamentarias. 

El magistrado Juan Antonio Xiol, designado ponente de esta resolución, llevó una primera propuesta al pleno de la semana del 25 de noviembre, pero fue rechazada por la mayoría de sus compañeros, y quedó emplazado a hacer otra nueva. Finalmente, ante la imposibilidad de llegar a acuerdo, el pleno ha decidido posponer su resolución a enero hasta haber resuelto antes un recurso similar de Jordi Sànchez contra la negativa a poder salir de prisión para asistir a su propia investidura.

Fuentes del alto tribunal sitúan este cambio de orden en la forma de organizar el trabajo en el propio Constitucional, ya que el recurso de Junqueras iba a resolverse junto al presentado contra su prisión preventiva, pero finalmente solo pudo salir adelante este último, aunque a costa de perder la unanimidad con la que resolvía sus recursos sobre el 'procés'.

Otra razón para no abordar esa impugnación es que todavía no se conocen los votos particulares de los magistrados que discrepaban de la mayoría respecto a la prisión: el propio Xiol, María Luisa Balaguer y Fernando Valdés. Son los mismos que previsiblemente también se distanciarán de la mayoría en el recurso sobre el permiso penitenciario para ir al Parlament.