Ir a contenido

COMERCIO DE ARMAS

Denuncian el atraque en Sagunto de un barco con armas que pueden acabar en la guerra de Yemen

El carguero saudí ha llegado esta madrugada al puerto valenciano y varios activistas han llegado al muelle para protestar

Amnistía Internacional denuncia la "opacidad" del Gobierno por no revelar el contenido de los seis contenedores que ha cargado

Nacho Herrero

El Bahri Ahba en el momento de su salida del Puerto de Sagunto tras su polémica parada

El Bahri Ahba en el momento de su salida del Puerto de Sagunto tras su polémica parada / Miguel Lorenzo

El carguero saudí Bahri Abha ha realizado una parada de unas ocho horas en el Puerto de Sagunto (Valencia) y organizaciones como Amnistía Internarcional han denunciado que transporta armas para la coalición internacional que liderada por Arabia Saudí en la guerra Yemen que pueden provocar más muertes civiles en este conflicto y han advertido que podría haber cargado más materiel bélico en la instalación.

Alberto Esteve, portavoz de AI, ha afirmado que el buque "en numerosas ocasiones ha transportado armas para matar civiles en Yemen y esta noche ha cargado contenedores con destino a países de la coalición internacional que lleva masacrando a la población civil desde hace caci cinco años".

"El tratado sobre el comercio de armas no permite ni la transferencia de armas ni el tránsito de buques que vayan cargados de armas que se puedan utilizar para matar civiles. No queremos ser cómplices de la muerte de civiles en Yemen y pedimos al gobierno español que cumpla su responsabilidad y no permita barcos de la muerte como éste", ha señalado.

Desde la delegación del Gobierno se explicó a El Periódico que el polémico atraque de este barco "ha pasado por la junta interministerial para el control de material de defensa".

Protesta por la presencia del barco en el puerto. / MIGUEL LORENZO

"Tenemos información de la subdelegación del gobierno de que se han cargado autobuses y seis contenedores pero por un tema de opacidad no sabemos lo que llevan, sabemos el destino final, que es Abu Dhabi y Egipto, dos países que colaboran con Arabia en la guerra. No tenemos la certeza pero visto el historial del barco es muy posible que haya cargado armas para ese conflicto", ha explicado a EL PERIÓDICO Roberto Nacho, también de AI.

"El barco ya venía cargado de Estados Unidos y lo que queremos es transparencia para saber qué ha cargado aquí", ha añadido el activista que ha recordado que no se puede exportar armas a países en conflicto "y menos donde sabemos que se están produciendo víctimas civiles y violaciones de los derechos humanos".

Por su parte, la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) aseveró a Diario del Puerto que “no puede actuar contra la legalidad, el barco, su ruta, su documentación y las operaciones que tiene previsto realizar en Sagunt son legales; por tanto, la APV no tiene nada que objetar”.

Varios activistas del movimiento 'Antimilitaristes-MOC' aseguran que esta madrugada han logrado acceder a las instalaciones del puerto y en una estructura cercana al muelle donde está el barco han desplegado pancartas con los lemas 'Stop War' y 'La guerra empieza aquí'. 

Según el MOC, el barco transporta armamento que fue cargado en Estados Unidos y que posiblemente se trate de "vehículos blindados y bombas láser destinadas al conflicto de Yemen". También han denunciado que la carga del buque esta noche se habría realizado "sin las autorizaciones excepcionales correspondientes".

El Ayuntamiento de Sagunto rechazó el lunes la parada del barco y pidió al Gobierno y al Ministerio de Defensa "las medidas necesarias" para que no atracara en su puerto.

"Más allá de la situación generada por este barco, el gobierno de Sagunto rechaza enérgicamente que nuestro puerto marítimo se utilice para el transporte internacional de armas que puedan acabar en conflictos bélicos, así como para la realización de maniobras militares", señala el comunicado del consistorio.

El barco ha abandonado Sagunto a las 11.30 de la mañana y su siguiente parada prevista es Génova, donde el pasado mes de mayo sus estibadores se declararon en huelga para no tener que cargar otro barco, el Bahri Yanbu, sospechoso también de transportar armas para el conflicto en Yemen.