29 sep 2020

Ir a contenido

tribunales

La Audiencia Nacional rechaza juzgar a Trapero en Barcelona

Este tribunal tiene previsto juzgarle entre los días 20 de enero y 19 de marzo

EFE

El ’major’ Trapero llega a declarar al Supremo.

El ’major’ Trapero llega a declarar al Supremo.

La Audiencia Nacional ha rechazado juzgar al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero en la Audiencia de Barcelona, tal y como pedía su defensa, después de que la Fiscalía se opusiera a modificar su acusación por un delito de rebelión por el de sedición, al menos hasta que se inicie la vista oral. Los juicios pendientes del 1-O.

Según ha adelantado 'La Razón', la Sección primera de lo Penal ha respondido así a la solicitud de la defensa de Trapero, que ejerce la abogada Olga Tubau, de que fuera juzgado por la Audiencia de Barcelona por un delito de sedición y no de rebelión, al entender que ese es el tribunal competente, una vez que el Supremo descartó que los líderes del 'procés' "persiguieran" la secesión de Catalunya.

Rebelión o sedición

Por ello, antes de que la Sala decidiera, la abogada de Trapero pidió que se preguntara a la Fiscalía si mantenía su acusación por un delito de rebelión o lo modificaba a sedición, de acuerdo con la sentencia del caso 'procés' del Supremo, que descartó la rebelión.

La Fiscalía se pronunció al respecto la semana pasada respondiendo que no tiene previsto "en este momento procesal" modificar su acusación para Trapero, "sin perjuicio de lo que resulte tras iniciarse el juicio oral", que finalmente se celebrará en la Audiencia Nacional como estaba previsto.

Hace unas semanas, la fiscal general del Estado, María José Segarra, aseguró que el ministerio público tendría en cuenta las "reflexiones" del Supremo en su sentencia y se abrió a cambiar de rebelión a sedición su acusación contra Trapero, aunque en el trámite de conclusiones definitivas al final del juicio.

La Audiencia Nacional tiene previsto juzgar a Trapero, así como al ex director de los Mossos Pere Soler, al ex secretario general de Interior César Puig y a la intendente de la policía autonómica Teresa Laplana, entre los días 20 de enero y 19 de marzo próximos. En su escrito de conclusiones provisionales, la Fiscalía pide once años de cárcel para Trapero por un delito de rebelión al considerarlo una "pieza clave" por llevar a cabo los planes secesionistas del Govern, al facilitar la celebración del 1-O y no impedir los incidentes en los registros del 20S.