01 jun 2020

Ir a contenido

DÍA DE LA CONSTITUCIÓN

Cs se va de la marcha por la Constitución en Barcelona por una pancarta contra la ley antimachista

"No cabe hacer proclamas que cuestionan la lucha contra una de las peores lacras de nuestra sociedad", afirma el partido naranja

Júlia Regué

Pancarta contra la custodia compartida en una marcha constitucionalista en Barcelona, este viernes.

Pancarta contra la custodia compartida en una marcha constitucionalista en Barcelona, este viernes.

Ciutadans decidió este viernes cancelar a última hora su participación en la manifestación con motivo del Día de la Constitución por las calles de Barcelona al exhibirse una pancarta que exigía la derogación de la ley de violencia de género. 

Los naranjas habían confirmado la asistencia de su líder en Catalunya, Lorena Roldán, y el presidente del grupo parlamentario, Carlos Carrizosa, pero minutos antes de que empezara la marcha desconvocaron su atención a los medios de comunicación y se marcharon. "No cabe hacer proclamas que cuestionan la lucha contra una de las peores lacras de nuestra sociedad", censuraron en un comunicado. 

La pancarta en cuestión sostenía que la Ley Integral de Violencia de Género "vulnera el artículo 14 de la Constitución" que establece que "los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Unas 1.500 personas, según la Guàrdia Urbana, se manifestaron por la Via Laietana para exigir el blindaje de la Constitución en su 41º aniversario y reclamar que el PSOE no pacte con el independentismo el futuro Gobierno. Una manifestación menos numerosa que en anteriores ediciones pero que acaparó todos los focos por la presencia del líder de Vox, Santiago Abascal, que prefirió asistir a esta cita en vez de a la celebración institucional en el Congreso. 

La cabecera estuvo presidida por representantes de las entidades convocantes (España i Catalans y Catalunya Suma Por España) y por dirigentes del PP y Vox. El presidente de España i Catalans, Javier Megino, se dirigió a la plana mayor del constitucionalismo para reclamar "unidad de acción ante el enemigo común que es el separatismo".

Por su parte, el líder del PPC, Alejandro Fernández, aseguró que las negociaciones del PSOE con ERC se están produciendo "fuera de la Constitución" porque "hablan de autodeterminación". Abascal se reivindicó como "dique de contención frente a los que quieren destruir la unidad nacional y los que pactan con golpistas".