Ir a contenido

CONSTITUCIÓN DE LAS CORTES

Pilar Llop, segunda presidenta del Senado no elegida en las urnas

La jueza es senadora por designación autonómica y es la cuarta presidenta de Madrid

Será la segunda mujer, tras Esperanza Aguirre, en convertirse en la cuarta autoridad del Estado

Miriam Ruiz Castro

Pilar Llop nueva presidenta del Senado 

Pilar Llop nueva presidenta del Senado  / MIGUEL LORENZO

"María Pilar Llop Cuenca". El nombre de la socialista apareció 132 veces en las papeletas en las que sus señorías escribieron a su candidato a presidir el Senado. Se quedó a un voto de la mayoría absoluta y hubo que repetir la votación. El 'popular' José Imbroda, el de mayor edad de la Cámara alta, fue el encargado de anunciar el resultado de la votación, que ha convertido a la juez especialista en violencia machista en la segunda presidenta del Senado mujer, y también la segunda que no ha sido elegida en elecciones generales.

Dos son los caminos para llegar al Senado. De los 265 miembros de la Cámara alta, 208 son elegidos en las urnas y otros 57, elegidos en los Parlamentos de las distintas comunidades autónomas. Llop es la segunda presidenta del Senado que alcanza su asiento por esta segunda vía, designada por la Asamblea de Madrid, en la que es diputada.

El único precedente es el del popular Juan José Lucas, que llegó a la Cámara territorial por designación de las Cortes de Castilla y León y meses después fue elegido presidente en sustitución de Esperanza Aguirre. Las otras nueve personas que han sido elegidas cuarta autoridad del Estado fueron electas en los comicios generales.

Juan José Lucas era ministro de la Presidencia de José María Aznar, pero abandonó el gabinete en la remodelación que el presidente realizó en el 2002. En marzo, los 'populares' le hicieron hueco en el Senado, pero a mitad de legislatura solo era posible que ocupara un puesto por designación autonómica.

Invitado a abandonar

El senador por León Fernando Arvizu y Galarraga dejó su escaño alegando motivos de trabajo, aunque en el PP se hablaba de que había sido invitado a dejar libre la plaza. Unos meses después, en octubre, la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, abandonó la Cámara alta para ser la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, y Juan José Lucas fue elegido presidente.

La maniobra fue similar a la que Pedro Sánchez intentó en abril con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. El presidente en funciones quiso que fuera elegido presidente del Senado, pero primero tenía que ser designado senador por el Parlament de Catalunya. José Montilla, el senador socialista que ocupaba el puesto, ya había renunciado a su escaño. Pero la negativa del Parlament frustró las intenciones del líder del PSOE, que colocó a Manuel Cruz, elegido en los comicios, en el sillón principal de la Cámara territorial.

Cruz fue el primer catalán en ocupar el cargo, pero su mandato apenas ha durado unos meses. Ahora será una madrileña la que presida el Senado. Y esto sí que no es novedoso. De las 10 personas que se han sentado en la Presidencia, tres fueron electos por Madrid: José Federico de Carvajal (1986-1989), del PSOE; Esperanza Aguirre (1999-2002), del PP, y el que le ha disputado la presidencia a Llop en esta última votación, el popular Pío García Escudero (2011-2019).

Aguirre es, además, el único precedente femenino en el cargo. Durante su mandato, la presidencia del Congreso la ocupó Luisa Fernanda Rudi, por lo que las Cortes estuvieron presididas por dos mujeres. Es lo mismo que ocurrirá esta legislatura, después de que el nombramiento de Llop coincida con la reelección de Meritxell Batet como presidenta de la Cámara baja.

Otras dos comunidades autónomas han sentado a más de un presidente en el Senado: Andalucía y Castilla y León. Los otros tres presidentes de la restituida democracia fueron un extremeño, un vasco y el catalán Manuel Cruz.

Cuatro años en política

Pilar Llop llegó a la política hace cuatro años, en el 2015, cuando el PSOE la presentó en las listas a la Comunidad de Madrid, lideradas por Ángel Gabilondo. Abandonó la cámara autonómica para ser Delegada del Gobierno para la Violencia de Género, pero en mayo del 2019 decidió volver a presentarse a las elecciones de la Comunidad de Madrid.

La Asamblea madrileña tiene un peculiar sistema de designación de senadores, puesto que el cargo tienen que ocuparlo necesariamente quienes sean diputados electos. Llop llegó a la Cámara alta en julio.