Ir a contenido

CONSTITUCIÓN DE LAS CORTES

Dos de cada 10 escaños del nuevo Congreso cambian de dueño

El auge de Vox hace que la Cámara baja pierda el récord de mujeres de la legislatura pasada

El 90% de los parlamentarios son titulados universitarios y la media se mantiene en 48 años

Miriam Ruiz

Dos de cada 10 escaños del nuevo Congreso cambian de dueño

Puesta de largo tras la legislatura más corta. El Congreso volverá a vestirse de gala para recibir a sus nuevos inquilinos apenas cinco meses después de la última vez. Y pese a que los comicios se repitieron, dos de cada 10 escaños cambiarán de dueño esta nueva legislatura. A la llegada de Vox y el Partido Regionalista de Cantabria en mayo se suman las del Bloque Nacionalista GalegoTeruel Existe, la CUP o Más País, ampliando la gama cromática del que ya es el hemiciclo con más partidos de la democracia. Hasta 42 de los 350 nuevos diputados pertenecen a formaciones de ámbito territorial.

Con permiso de los 71 parlamentarios que se estrenan, Vox y PP son los partidos con más caras nuevas. Han sido los mejor parados de la vuelta a las urnas. Repiten 23 de los 25 diputados con los que la formación de ultraderecha irrumpió en el Congreso, y se suman 29 nuevos. En el PP, 11 de los 31 nuevos miembros del grupo parlamentario ya habían tenido escaño en legislaturas anteriores, aunque se quedaron fuera en abril. El 10-N ha sido su segunda oportunidad. Como curiosidad, la provincia de Zamora casi hace pleno en renovación de representantes con respecto al 28-A. La popular Elvira Velasco no logró escaño en los pasados comicios, pero entró en la Cámara en julio como sustituta.

Entre los nuevos, los hay que vuelven al Congreso. Como Íñigo Errejón, exnúmero dos de Podemos, o su compañera de partido Inés Sabanés, que fue diputada por IU en 1996. Regresan también Pedro Quevedo, de Nueva Canarias; Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias, o Ferran Bel, de JxCat. Y Elvira Rodríguez, una exministra de Aznar que vuelve a la política de la mano de Pablo Casado.

Menos mujeres

Pero el auge de Vox deja otro titular: cae la presencia de mujeres, que se aleja del récord de mayo, empujada por el escaso número de diputadas que tendrá la extrema derecha, 14 de 52. Esta legislatura las mujeres serán el 44%, frente al 47,4% anterior. Por partidos, ERC es que el tiene un porcentaje de mujeres más alto (53,8%). También Unidas Podemos sienta en el Congreso a más mujeres que hombres (51,4%), mientras que PSOECiudadanos y JxCat tienen el mismo número de diputados que de diputadas.

En cuanto a perfiles, siguen predominando los juristas. Un tercio de los escaños los ocuparán hombres y mujeres de leyes. Según los datos recopilados por EL PERIÓDICO, casi el 90% tienen titulación universitaria, un sector que vuelve a estar sobrerrepresentado, puesto que la población con estudios superiores apenas roza el 30%. Los que no tienen estudios superiores apenas llegan a las dos decenas.

En los escaños se sentarán desde un astronauta hasta un agricultor y ganadero, una sexóloga, un arqueólogo o un escultor. Pero las principales novedades son un conocido del papel cuché, Rafael Fernández-Lomana (hermano de Carmen Lomana); el exabogado de la familia Franco Juan José Aizcorbe, o el exgeneral de división que estuvo en Irak Alberto Teófilo Asarta. Todos llegan al Congreso enrolados en las filas de Vox.

El más mayor y la más joven

Por edades, el médico Agustín Zamarrón, del PSOE, y la periodista Marta Rosique, de ERC, vuelven a ser el más mayor y la más joven, con 73 y 23 años, respectivamente (ambos ocuparán de nuevo este martes la Mesa de Edad que presidirá la sesión constitutiva). La media es igual a la registrada la legislatura pasada, 48 años. Por partidos, la CUP es, con diferencia, el que tiene sus representantes más jóvenes: sus dos diputados tienen 34 y 35 años. Al otro extremo está el PNV, con 55 años de media.

El nuevo Congreso tiene también grandes ausencias. La principal es la de Albert Rivera, líder de Ciudadanos, víctima de la repetición electoral. Cede su escaño a Edmundo Bal, abogado del Estado. El ya exsecretario de comunicación de Cs, Fernando de Páramo, también renuncia a recoger su acta de diputado. Y los hay que lograron escaño pero finalmente no se estrenarán, como Marta Higueras, de Más País, o el cantante de Mocedades José Miguel González Robles, del PP, que ha tenido que renunciar tras conocerse que falseó su currículum.