Ir a contenido

CONTRA EL 'CORDÓN SANITARIO'

El PP ofrece a Vox entrar en la Mesa del Congreso si facilita un puesto a Cs

Casado pide "generosidad" a sus diputados para que presten votos a la ultraderecha y también a Cs

Los radicales descartan ayudar a los naranjas y subrayan que ahora solo tienen 10 escaños

Pilar Santos

Pablo Casado aplaude a sus diputados y senadores, al inicio de la reunión de este lunes en el Congreso.

Pablo Casado aplaude a sus diputados y senadores, al inicio de la reunión de este lunes en el Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

A Pablo Casado el único "'cordón sanitario'" que le gustaría ver es uno "legal, constitucional, ético y moral" frente a los "herederos de Batasuna" que no han condenado los asesinatos de ETA y otro frente a los "independentistas, secesionistas, condenados por el Supremo". No entiende, dijo este lunes al mediodía, que se intente excluir de la Mesa del Congreso a Vox, un partido que, apuntó, defiende la "unidad y la Constitución". Por eso descartó sumarse a la alianza que le proponen PSOE y Podemos para excluir al partido de Santiago Abascal de ese órgano de la Cámara, encargado de ordenar y determinar los debates parlamentarios. Este martes, día grande en el Congreso y el Senado, se eligen a sus miembros. Nueve en la primera Cámara y siete en la segunda. Gracias a Casado, Vox tiene más opciones de entrar en la primera ya que tiene 52 diputados mientras que en la segunda, solo dos senadores.

La fragmentación del Congreso y el hecho de que el voto sea secreto y en papel añaden mucha intriga a la jornada. No sería la primera vez que un grupo parlamentario compromete su palabra de que va a votar a un candidato y finalmente no lo hace. Es imposible después averiguar a ciencia cierta quién no ha cumplido su palabra. En este caso, los dirigentes de Vox subrayan que quieren dos puestos en la Mesa (los mismos que podrá obtener el PP con sus 89 diputados) porque por "tradición parlamentaria" es lo que les toca. Pero los populares, a los que necesitan de muleta para asegurarse su presencia, consideran que deben ocupar solo uno, porque también quieren ayudar a Ciudadanos a lograr otro, aunque estos solo tienen 10 escaños esta legislatura. Sin embargo, Casado, que cuenta con votos para 'prestar', considera que no va a vetar a Vox, pero tampoco le va a ayudar a conseguir los dos que reclama.

En la Mesa habrá una mayoría progresista de cinco a cuatro en cualquier caso, gracias al acuerdo entre el PSOE (presidencia y dos puestos) y Podemos (dos). Esa es casi la única cosa asegurada junto con que la socialista Meritxell Batet seguirá de presidenta, salvo sorpresa mayúscula. Después de votar la presidencia, llegan otras dos votaciones, una para las cuatro vicepresidencias y otra diferente para las cuatro secretarías. Cada diputado pone un solo nombre en un papel y salen elegidos los cuatro candidatos con más apoyos. Este sistema requiere que los 350 parlamentarios lleguen a la sesión enterados de a quién apoyan, porque en algunas ocasiones habrá que escribir el nombre de un político de otro partido. Los grupos parlamentarios llegan normalmente con las negociaciones hechas, aunque en este caso,tras el fracaso de la 'operación veto' contra Vox y la falta de comunicación entre los tres partidos de la derecha ha complicado el poder adelantar acontecimientos.

En una reunión en la Cámara baja con sus diputados y senadores, Casado pidió "generosidad" a sus filas para que ayuden a Vox a conseguir uno de los nueve puestos. Además, Casado quiere también respaldar a Ciudadanos, para que pueda ocupar otro. El líder del PP considera que Ciudadanos "ha tenido un papel fundamental" en el Congreso y le aseguró que seguirá contando con su colaboración "para aprobar iniciativas urgentes". Casado recordó a radicales y naranjas que él sigue aspirando a "liderar el centro y la derecha" y volvió a mencionar la propuesta que les hizo, sin éxito, de España Suma, una coalición electoral para presentarse a las generales de abril y noviembre. "Queremos que este ofrecimiento se vea como el partido que quiere liderar el espacio imprescindible que tiene que ser refundado", declaró.

Esta noche, según fuentes de Ciudadanos, Vox les ha hecho saber que no participarán de ningún cruce de respaldos para que los naranjas consigan un puesto. Ciudadanos tienen ahora solo 10 diputados y los ultras consideran que no les toca acceder a la Mesa en esta ocasión.  La pasada legislatura sí ocuparon una vicepresidencia y una secretaría, con 57 diputados, una cifra similar a la que tiene ahora Vox (52).