Ir a contenido

NEGOCIACIÓN DE INVESTIDURA

Arrimadas pide a Sánchez que deje la mesa "de la vergüenza" con ERC

La política de Ciudadanos pide al presidente en funciones que la cambie por una con "constitucionalistas"

El Periódico / Agencias

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas.

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas. / Europa Press

La portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha instado este viernes al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a apostar por una investidura con PP y Cs, que llama a evitar el acuerdo con Podemos. "Nos han votado para que hagamos un acuerdo entre constitucionalistas", ha dicho.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso tras entregar su acreditación como diputada, la que se perfila como futura líder de Cs ha rechazado un apoyo a la investidura del socialista Pedro Sánchez mientras éste no rompa su pacto con Podemos. "¿Alguien piensa que Ciudadanos va a apoyar ese Gobierno? Nadie ha votado en este país a Ciudadanos para hacer vicepresidente a Pablo Iglesias.

"Nos han votado para que hagamos un acuerdo entre constitucionalistas", ha dicho Inés Arrimadas cuando los periodistas han preguntado si se plantea un apoyo para evitar el pacto con ERC. La portavoz parlamentaria de Cs considera que un Ejecutivo del PSOE con Unidas Podemos sería una "pesadilla" no solo por la influencia de los independentistas sino también por las "medidas populistas" de Podemos. "Sé que Sánchez tiene una tendencia innata a pactar con nacionalistas y populistas pero le pido por el bien de España que rectifique", ha subrayado Arrimadas, que ha lamentado además la fotografía de ayer de los socialistas negociando con independentistas.

Mayoría alternativa 

"Ofrezco una mayoría de 221 escaños", ha dicho Arrimadas a Pedro Sánchez en referencia a los diputados del PP, PSOE, Cs y también los de Navarra Suma con los que, a su juicio, podría articular una mayoría alternativa. Arrimadas ha considerado que Cs será una fuerza relevante en el Parlamento pese a haber tener solo 10 parlamentarios que, ha dicho, representarán el "centro político". "Van a seguir luchando por la igualdad, la libertad y una España mejor", ha asegurado.

Con respecto a la conformación de la Mesa del Congreso, Inés Arrimadas ha constatado su intención de que su formación tenga representación y ha dicho que José María Espejo será el encargado de negociar ese extremo con el resto de partidos.
Sin embargo, no ha concretado con qué partidos tratará de negociar esa presencia de Ciudadanos en la Mesa. "Hay que hablar con otros, nosotros nunca hemos tenido problemas para dialogar", ha indicado. Y preguntada sobre la intención de Vox de estar representado en la Mesa del Congreso, ha respondido que le parece lógico que todos los partidos luchen por estar en ese órgano.

Relevo de la ejecutiva 

El Consejo General de Ciudadanos elegirá este sábado a una gestora que pilotará el día a día de la formación naranja hasta la celebración de la Asamblea extraordinaria, a mediados de marzo, de la que saldrá una nueva dirección que estará probablemente liderada por Inés Arrimadas. Este órgano, presidido por Manuel García Bofill y compuesto por más de 150 miembros, pondrá también fecha a la Asamblea extraordinaria que tendrá lugar no antes del 10 de marzo en cumplimiento con los plazos establecidos en los estatutos.

A partir de mañana, la Ejecutiva que estaba en funciones desde el pasado 11 de noviembre, cuando dimitió Albert Rivera por el desastre electoral de Cs, queda disuelta y toma las riendas la gestora, que estará compuesta por entre 10 y 15 miembros. Bofill es el encargado de configurar esta lista que, según apuntan varias fuentes consultadas por EFE, será continuista con la dirección saliente ya que consideran que es lo más adecuado para este periodo de transición.

Sin embargo, otras fuentes opinan que lo que se pretende con una candidatura en sintonía con la Ejecutiva anterior es "controlar todo el proceso" de la Asamblea. La lista solo saldrá adelante si tiene el apoyo de una mayoría de dos tercios de los miembros del Consejo General, el máximo órgano del partido entre Asambleas. De este modo, Ciudadanos da los primeros pasos para organizar el relevo de la ejecutiva y los cambios estratégicos que decida ésta para reflotar al partido naranja, que el 10N se hundió en la irrelevancia tras pasar en tan solo seis meses de 57 a diez escaños.

Arrimadas ya ha dado el paso de postularse, aunque formalmente no ha presentado su candidatura para sustituir a Rivera y además tiene que ser elegida por la militancia en primarias, que no serán hasta un par de semanas antes del cónclave. La primera mujer que logró en Catalunya ganar unas elecciones autonómicas, aunque los independentistas consiguieron sumar mayoría absoluta, es quien concita ahora el mayor consenso entre los dirigentes para que Ciudadanos recupere el peso político que ha llegado a tener.