Ir a contenido

OTROS JUICIOS DEL 'PROCÉS'

El fiscal propone que solo Nuet sea juzgado en el Supremo

El ministerio público defiende que el diputado electo de ERC sea la excepción por su condición de aforado

El propio Supremo remitió las actuaciones al TSJC contra los que eran miembros de la Mesa del Parlament

Ángeles Vázquez

Joan Josep Nuet, en una foto de archivo.

Joan Josep Nuet, en una foto de archivo. / DAVID CASTRO

El fiscal Superior de Catalunya, Francisco Bañeres, ha informado a favor de que Joan Josep Nuet sea el único acusado por delito de desobediencia continuada por el 'procés' que es juzgado por el Tribunal Supremo. ¿El motivo? Que Nuet ha sido elegido diputado por ERC en las últimas elecciones generales, y con ello ha adquirido un fuero que hace solo el alto tribunal pueda juzgarle.

Se da la circunstancia de que las actuaciones contra Nuet y el resto de miembros de la Mesa del Parlament a los que solo se acusó de desobediencia fueron enviadas al Tribunal Superior de Justicia catalán por el Supremo, dada la condición de aforados autonómicos del propio Nuet y de Lluís Guinó.

El Supremo consideró que tanto ellos como quienes habían sido sus compañeros en la Mesa del Parlament, Lluís Maria Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet, así como la exdiputada de la CUP Mireia Boya, no tenían por qué ser juzgados con el resto de acusados por razones de operatividad.

Duración y desplazamiento

"La previsible duración de la causa especial que nos ocupa, la continuada presencia de los procesados durante las prolongadas sesiones del juicio oral y, en fin, el obligado desplazamiento de quienes solo van a responder del delito de desobediencia, sugieren desgajar" la parte relativa a ellos para que se les juzgue "en Barcelona". A diferencia de ellos la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, fue juzgada en el Supremo y acabó siendo condenada a 11 años de prisión por sedición

El ministerio público entiende que como el 3 de diciembre adquirirá la condición de diputado, se abre un nuevo escenario que "impone la competencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo" para juzgarle, mientras que el resto de acusados por delito continuado de desobediencia, al que la acusación popular que ejerce Vox añadió organización criminal, pueden seguir siendo juzgados en Barcelona, como había acordado el propio alto tribunal.