Ir a contenido

La CUP se ofrece a entrar en la Mesa para "corresponsabilizarse" de consecuencias penales

Los anticapitalistas aprovechan la marcha de una representante de ERC para plantear la candidatura de Maria Sirvent

Los republicanos piden, a cambio, un "acuerdo de estabilidad gubernamental", según los 'cupaires'

Júlia Regué

La diputada de la CUP Maria Sirvent.

La diputada de la CUP Maria Sirvent. / ACN / JORDI BATALLER

La CUP ha lanzado este martes la candidatura de la diputada Maria Sirvent a la Mesa del Parlament como secretaria cuarta después de que Adriana Delgado (ERC) haya renunciado por motivos "personales y profesionales". Los anticapitalistas no tienen ningún representante en este órgano parlamentario debido a sus escaños, pero JxCat y ERC mantienen dos asientos cada uno. Los republicanos ya han ungido a la diputada Rut Ribas como sucesora de Delgado, pero los 'cupaires' han visto una ventana de oportunidad para hacerse un hueco en el cortafuegos parlamentario. 

"Se abre una oportunidad muy importante para el independentismo para hacer un ejercicio de corresponsabilización de consecuencias penales, así como una oportunidad para sostener amenazas constantes que llegan por parte del sistema judicial y de partidos", ha defendido la diputada de la CUP, Natàlia Sànchez, en rueda de prensa.

Los 'cuperos' han hecho llegar su propuesta a JxCat, ERC y los ‘comuns’. La reacción de los posconvergentes fue "positiva", según Sànchez, pero ERC ha dado su portazo ya que perderían una representación en la Mesa. "Nos han dicho que si esta propuesta no está vinculada a un acuerdo de estabilidad gubernamental o a una aprobación de presupuestos, no. Esta cuestión nos ha sorprendido porque están mezclando conceptos. La Mesa no es un órgano gubernamental, sino parlamentario", ha espetado Sànchez. "Creemos que es importante generar un escenario de corresponsabilidad entre todos los grupos", ha añadido.

Pese al portazo de ERC, ha asegurado que la candidatura sigue sobre la mesa y que quieren llevarla a votación en el pleno del Parlament. "Entendemos que es importante para el independentismo tener esta unidad de acción para garantizar el libre debate en sede parlamentaria. No es una voluntad de protagonismo de partidos. Esperamos que la respuesta pueda ser mirada y leída desde si es bueno o no para el independentismo", ha insistido.