Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL VICEPRESIDENTE DEL GOVERN

Pere Aragonès: "La campaña del 10-N acabó con nuestra confianza en el PSOE. Exigimos garantías"

"Pedimos que la militancia avale el 'no' a la espera de que el PSOE se mueva", asegura el coordinador nacional de ERC

Anna Cristeto / Xabi Barrena

Entrevista con Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat / ZML

Pregunta obligada. ¿Qué responde el coordinador nacional de ERC a la pregunta de la consulta a la militancia de este lunes? 
Pues lo que defendemos desde el 10-N. El 'no' a Pedro Sánchez, pero que puede mutar si se plantea una mesa de negociación para hallar una salida política a un conflicto político. En los últimos meses han pasado muchas cosas: la sentencia del 1-O, avalada por Sánchez; una campaña electoral del PSOE centrada en la agresividad contra el independentismo y una nueva victoria electoral de ERC. 

La consulta es un punto de partida para la negociación. 
Es un mecanismo para que la decisión sobre los criterios que deben dirigir la negociación y el voto final sean compartidos por el conjunto del partido. Pedimos que se avale ese 'no' a la espera de que el PSOE se mueva. Ese aval es la forma de que nuestro programa político (amnistía; autodeterminación; derechos y libertades) avance.

¿Por qué en esta ocasión han designado a dos miembros de la ejecutiva para acompañar a Gabriel Rufián en la negociación?
ERC sitúa a la secretaria general adjunta (Marta Vilalta), al presidente del consejo nacional (Josep Maria Jové) y al portavoz en el Congreso (Rufián). Vilalta y Jové conjugan perfectamente el peso de la dirección de la nueva ejecutiva sumada a una gran experiencia, por parte de Jové, en conflictos y negociaciones.

JxCat opta por el 'no'. Y Quim Torra criticó la falta de contenido de la propuesta de ERC. Parece haber delegado en ustedes la negociación y al tiempo les presiona.
Los números del 10-N son claros en expresar en quién los ciudadanos de Catalunya han depositado la confianza. Las decisiones de los votos de ERC las tomará ERC. Si podemos compartir argumentos, mucho mejor.  

¿Qué le parece la carta de la 'consellera' Meritxell Budó a Carmen Calvo en demanda de diálogo sobre autodeterminación?
La portavoz del Govern tiene todo mi apoyo para facilitar el diálogo entre gobiernos.

Pero ustedes reclaman un diálogo ya entre gobiernos o entienden que en una primera fase las conversaciones pueden ser entre partidos?
Los partidos negociarán la investidura del señor Sánchez. Y sentar las bases de un diálogo sincero en el reconocimiento del conflicto y en los principios para su resolución. Si hay acuerdo entre partidos para la investidura significará que hemos acordado la constitución de una mesa de negociación entre los representantes de las mayorías ciudadanas y parlamentarias. Es decir, entre gobiernos.

¿Se puede llegar a acuerdos duraderos sin el PP? 
Aquellos que quieran solucionar el conflicto serán bienvenidos. Los que quieran cronificarlo, es su elección. El PP abandera la vía penal y represiva y el PSOE se le acercó mucho en campaña electoral. Por eso exigimos  garantías. 

Por tanto, el Gobierno PSOE-Podemos es la única vía del independentismo para canalizar sus demandas. Por lo que dice, la alternativa es peor.  
No aceptaremos chantajes. Sabemos lo que representan el PP, Cs y Vox. Si PSOE y Podemos creen que solo ellos pueden abordar el diálogo, que lo demuestren con hechos. La confianza ha desaparecido tras la campaña electoral del 10-N del PSOE.

¿Usted hubiera abandonado un gabinete de crisis para ir a la Marxa per la Llibertat? 
Vivimos una situación compleja a la que, el Govern respondió como equipo. Y estoy satisfecho de haber trabajado codo con codo con todo el Govern.

Si llega la negociación con el PSOE, ¿podría pensarse en un futuro pacto de ERC con el PSC en la Generalitat? 
ERC participará en gobiernos que defiendan la autodeterminación. Nunca renunciaremos al proyecto independentista y de izquierdas. El PSC se halla en los antípodas de esto.  Lo que plantea está muy lejos de lo que puede pasar. O sea, no.

Carles Mundó dijo el sábado a este diario que la unilateralidad no es una vía ganadora. ¿Coincide? 
La vía unilateral no la ejerce quien quiere, sino quien puede. ¿Y quién puede ser unilateral, porque tiene la fuerza de la policía y la justicia? El Estado. ¿Dónde somos fuertes? En el diálogo. Nuestra fuerza radica en al apoyo que tenemos. 

"Es Catalunya, y no el Govern, quien precisa que se aprueben los presupuestos"

Torra ha descartado elecciones y ha priorizado los presupuestos. ¿Se aprobarán?
Celebro que el 'president' exprese su compromiso con los presupuestos. Y creo que sí que los aprobaremos y el Govern podrá seguir con su tarea. El país necesita los presupuestos, no el Govern, el país. La salud, la educación...sin presupuestos es imposible dar servicios. No puede haber legislatura normal con unas cuentas del 2017 prorrogadas hasta el 2020. Por todo ello, soy más optimista que hace un año sobre la opción de aprobarlos.

En septiembre dijo que había margen para la modificación del IRPF.
JxCat, ERC y 'comuns' aprobaron una resolución parlamentaria en favor de que se introdujeran modificaciones en el IRPF, impuesto de sucesiones y fiscalidad verde. En el IRPF hay margen para recaudar más, sobre todo en los tramos altos, los que afectan a menos de un 2% de la población. Y hay que reducir presión fiscal a las rentas más bajas de este país, especialmente en el IRPF. Y en cuanto a la fiscalidad ambiental, estamos en la línea que marcan tanto la OCDE, como la Comisión Europea.

Un estudio del BBVA ha apuntado esta semana que las algaradas de Barcelona, tras la sentencia, pueden haber costado hasta 500 millones a la economía catalana.
Es peligroso hacer estimaciones sobre eventos concretos. Hace dos años, el mismo BBVA estimó que, por el 1-O, Catalunya podía caer en recesión. La realidad fue que la economía creció más en el último trimestre del 2017 que en el del 2016. Por tanto, a veces los economistas juegan a adivinar el futuro.  Si se quiere estabilidad hay que ir a la causa que hay detrás de las movilizaciones: No se ha abordado políticamente una cuestión política. Se precisa, en un momento de desaceleración, que la política funcione.

El presidente de Foment, Josep Sánchez-Llibre, pidió una "condena explícita a la barbarie". Es decir, se quejó de la falta de contundencia de la Generalitat ante tanto corte de carretera.
No comparto estas quejas. Estamos al lado del tejido empresarial catalán. No solo en las políticas que desarrollamos, sino como administración, garantizando los derechos fundamentales. Entre ellos, el de manifestación y libre circulación. Y en toda colisión de derechos hay que buscar un punto de equilibrio. El empresariado debe estar tranquilo, porque el Govern trabaja para que nuestra economía gane competividad. Si se cronifica un conflicto es lógico que haya quien salga a la calle. 

Torra no acudió a la cena de Foment. ¿No es mal síntoma que no acudiera?
Ese día el 'president' fue juzgado de manera injusta. Y él ha llevado a cabo una ronda de consultas con distintas entidades, en las últimas semanas, entre ellas con Foment.