Ir a contenido

SUMARIO JUDICIAL

La Policía espió con una baliza en su coche a un afín a Puigdemont

El juez autorizó la colocación de un geolocalizador en dos vehículos de Víctor Terradellas

Los agentes destacan en su informe que el exdirigente de CDC fue a visitar a Jordi Pujol

J. G. Albalat

Víctor Terradellas, junto a dos agentes en la sede de Ciutat Vella en mayo del 2018, cuando fue detenido.

Víctor Terradellas, junto a dos agentes en la sede de Ciutat Vella en mayo del 2018, cuando fue detenido. / RICARD FADRIQUE

Es habitual la colocación de geolocalizadores en coches de los sospechosos de narcotráfico, por ejemplo, pero no tanto en los delincuentes de cuello blanco, como es el caso de la malversación de fondos públicos o tráfico de influencias. El juez de Barcelona Joaquín Aguirre, que investiga una trama de presunto desvío de fondos públicos hacia el 'procés' o para cubrir los gastos del 'expresident' Carles Puigdemont en Bruselas, autorizó el año pasado la instalación de balizas en los vehículos utilizados por Víctor Terradellas, al que la policía sitúa en el epicentro de la trama y persona afín al exmandatario catalán.

En este seguimiento, la Policía Nacional, que fue la que se encargaba de las pesquisas hasta que fue sustituida por la Guardia Civil, descubrió que Terradellas se dirigió el 18 de abril del 2018 a un edificio de la capital catalana donde, según el atestado policial al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, se encuentra el despacho del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley. Los agentes señalan que no pueden precisar si existe o no alguna relación entre ese encuentro y la actuaciones que se investigan. Es decir, la presunta adjudicación irregular por parte de determinas administraciones pública, como la Diputación de Barcelona o la misma Generalitat, de subvenciones cuyo destino final está en entredicho.

La relación entre Terradellas, que fue responsable de relaciones internacionales de la extinta Convergència (CDC), y Pujol queda patente no solo por esa geolocalización, sino también por las cartas que se cruzaban para comentar la actualidad catalana, según consta en la causa que instruye el juez Aguirre. Entre los papeles encontrados en la fundación que Terradellas preside, CatMón, se halló una carta remitida en el 2017 por el 'expresident' Pujol sobre la actualidad catalana. "Víctor, veo que van produciendo, yo también voy haciendo cosas, que como puedes ver no son de interés inmediato. Pero para no perder el recuerdo de lo que hemos hecho durante una pila de años. En la línea de construir Catalunya", reza una de ellas. 

Medidas de seguridad sospechosas

En abril del 2018, días antes de la detención de Terradellas, la Policía Nacional solicitó al juez la autorización para instalar una aparato geolocalizador en uno de los vehículos que utilizaba este exdirigente de CDC. Los agentes detallaban en esa petición que se había podido observar que el imputado tomaba "grandes medidas de seguridad durante sus desplazamientos al objeto de evitar su localización y seguimiento", dificultando "enormemente con ello las labores de investigación". El escrito añadía que este investigado podría estar haciendo uso de más locales, además de la sede de CatMón, para sus actividades. El fiscal dio el visto bueno y el juez avaló la adopción de esta medida.

En su atestado, la policía recalca que "durante los seguimientos se ha detectado que la conducción de Terradellas continúa siendo bastante temeraria" y que toma "medidas de seguridad que dificultan su localización" y vigilancia. Los agentes detallan hasta dónde podría haber dormido el exdirigente de CDC, así como sus visitas a edificios de Reus y Barcelona. La policía expone que este afín de Puigdemont fue a un inmueble donde se halla la central de visados de Rusia, país al que ya había viajado antes de la declaración unilateral de independencia (DUI), en octubre del 2017.