07 jul 2020

Ir a contenido

Vox prepara su nueva ofensiva contra la ley de violencia de género

Los de Abascal piden derogar la norma porque es un "fracaso" que vulnera la presunción de inocencia

Escogen el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer para cargar contra el "feminismo supremacista"

Miguel Ángel Rodríguez

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio / VICTOR LERENA (EFE)

El próximo lunes, 25 de noviembre, se celebrará el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Una fecha que Vox aprovechará para iniciar otra de sus acometidas contra lo que ellos insisten en llamar el "feminismo supremacista" y la "ideología de género". Con su lucha contra la ley de violencia de género como uno de los ejes principales de su política, la formación de extrema derecha ha presentado un manifiesto para pedir la "derogación" de dicha normativa que, consideran, es "una ley insólita en toda Europa".  

La presidenta del grupo parlamentario en el Congreso, Macarena Olona, y la portavoz en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, arropadas por varias diputadas nacionales, han comparecido ante la prensa, este miércoles, para cargar contra una ley que, en su opinión, "atenta contra el principio de presunción de inocencia al criminalizar a nuestros hijos, hermanos, abuelos y amigos, por razón de su sexo". El machismo se ha cobrado este año la vida de más de 50 mujeres -más de 1.000 desde que en 2003 se empezaran a elaborar estadísticas-.

Monasterio, preguntada por si equiparan la magnitud del problema de la violencia de género con la violencia que se puede dar hacia otros colectivos, se limita a señalar el "fracaso" de la actual legislación que, insiste, vulnera la presunción de inocencia: "No por el hecho de ser barón tienes que ser discriminado". Sin embargo, desde que entrara en vigor la ley de violencia de género en 2004 se ha disminuido el número de mujeres asesinadas, aunque todavía quede mucho por hacer. 

¿Condena al machismo?

La condena explícita al machismo es algo difícil de ver entre las filas de Vox, donde suelen responder con evasivas y asegurando que todas las violencias son iguales y, por lo tanto, se deben condenar con la misma energía.  Con este planteamiento encima de la mesa, Monasterio tumbó hace un mes y medio un mensaje institucional en la Asamblea de Madrid contra la violencia machista. El texto, que necesitaba de la aprobación de todos los grupos, no salió adelante porque, según la portavoz ultra, la iniciativa no contemplaba "todos los asesinatos" y discriminaba a "niños varones que mueren en el ámbito domestico". 

En el mes de septimbre, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, también protagonizó un espectáculo similar al personarse ante el Ayuntamiento de Madrid, donde es edil, para boicotear un minuto de silencio por la última mujer asesinada en la capital. El dirigente ultra llegó con una pancarta en la que se podía leer: "La violencia no tiene género". Su aparición provocó un enfretamiento con el alcalde popular, José Luís Martínez Almeida: "Esto es una realidad dramática, la primera causa de muerte en Madrid, y me gustaría que me hubieras comunicado que venías con una pancarta". Además, desde la entrada de Vox en el consistorio no ha salido adelante ninguna declaración institucional contra la violencia de género.