Ir a contenido

crisis en el partido naranja

Villegas rechaza un Gobierno del PSOE con Podemos e insta a Sánchez a pactar con el PP y Ciudadanos

El secretario general de Ciudadanos corrige a Igea y aclara que no se va a replantear sus acuerdos de gobierno autonómicos con el PP

La sucesión de Rivera no se resolverá antes de cuatro meses y hasta entonces habrá una gestora que se encargará del partido

Europa Press

José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos. 

José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos.  / DAVID CASTRO

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha rechazado el pacto de gobierno entre el PSOE y Podemos con el apoyo de partidos nacionalistas y ha pedido al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que rectifique y llegue a un acuerdo para que el PP y la formación naranja favorezcan su investidura.

En rueda de prensa en la sede de Cs tras la reunión del Comité Permanente de la Ejecutiva, Villegas ha calificado de "nefasto para España" el preacuerdo firmado este martes por Sánchez y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y ha propuesto en su lugar un "pacto entre constitucionalistas".

"El PSOE tiene que volver al constitucionalismo" y "mirar al centro", no "a los extremos, a los populistas de izquierda y a los nacionalistas", ha declarado antes de subrayar que Ciudadanos "está en el no a un gobierno que es malo para España", pero que aún hay tiempo para que Sánchez cambie de socios.

Villegas ha afirmado que mientras el líder socialista "siga pidiendo el voto de los separatistas, es imposible una solución moderada y reformista para el país". Por ello, le ha reclamado que rompa con Iglesias y acepte "un acuerdo centrado y moderado" con el PP y Cs, ya que las 10 propuestas de acuerdo en distintos ámbitos que Albert Rivera presentó antes de las elecciones "siguen vigentes".

No a los cheques en blanco

En este sentido, ha aclarado que la formación naranja no está dispuesta a dar "un cheque en blanco" a Sánchez y que, si quiere ser investido con sus votos, no podrá luego "hacer políticas con Podemos". Además, ha precisado que Ciudadanos no busca entrar en un gobierno de coalición con el PSOE, sino quedarse en la oposición y "permitir a Sánchez gobernar" alcanzando "unos acuerdos de mínimos en los grandes temas".

Según el secretario general, que continúa en su cargo de forma interina tras la reciente dimisión de Rivera como presidente por el batacazo electoral, el preacuerdo de Sánchez con Unidas Podemos "no es ninguna sorpresa".

"Ya dijo, antes de que se convocaran las elecciones, que Podemos era su socio preferente. Lo era, lo es hoy y supongo que lo seguirá siendo en los próximos meses", ha manifestado. Pero también ha recordado que el presidente del Gobierno en funciones dijo también que no podría "dormir tranquilo" con ministros de Podemos en el Ejecutivo.

"No sé si Sánchez va a dormir tranquilo, pero creo que la inmensa mayoría de los españoles no van a dormir tranquilos", ha comentado antes de añadir que lo que se puede anticipar sobre las políticas económicas, fiscales, de gasto público y de modelo territorial que aplicaría ese gobierno conjunto "no es nada tranquilizador".

Corrección a Igea

Por otro lado, Villegas se ha desmarcado de la posición expresada este martes por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que aseguró que la formación naranja está "dispuesta a todo" para evitar que Sánchez forme un gobierno con Unidas Podemos, incluso replantearse los pactos de gobierno autonómicos que alcanzó con el PP, también en esa comunidad.

El dirigente de Cs ha indicado que "no hay ningún tipo de oferta en ese sentido" y que "no va a haber un cambio de cromos ni nada por el estilo". Ha dejado claro que "la política de pactos del partido la lleva ahora la Ejecutiva Permanente, no un vicepresidente de una comunidad autónoma", y que "los pactos autonómicos están para mantenerse".

Sucesor en cuatro meses 

En cuanto a la sucesión de Albert Rivera al frente de Ciudadanos, Villegas adelantó que no se resolverá antes de cuatro meses porque el congreso extraordinario donde se elegirá al nuevo presidente y a la nueva Ejecutiva no se celebrará antes del 10 de marzo. Hasta entonces, habrá una gestora que se ocupará de gestionar el partido en el día a día.

La futura gestora se constituirá en una reunión del Consejo General que debe ser convocada por el presidente de este órgano, Manuel García Bofill, dentro de un plazo de 15 días desde que decida ponerle fecha. Mientras tanto, las secretarías ejecutivas del partido, que componen el Comité Permanente, siguen dirigiendo Cs.

Por ello, Villegas ha asegurado que "en ningún momento hay un vacío de poder" tras la marcha de Rivera, que dimitió el pasado lunes tras el batacazo sufrido por la formación naranja en las elecciones generales. Es una situación nueva para Cs, pero "perfectamente regulada en los Estatutos y los reglamentos", ha añadido. La gestora estará integrada por entre diez y quince miembros y encabezada por el presidente del Consejo General. Su composición la decidirá este órgano si respalda con dos tercios de los votos la lista que se presente.

En el próximo congreso de Ciudadanos, la que será la V Asamblea General, los afiliados escogerán a la nueva dirección del partido y puede que también se decida si debe haber o no modificaciones estatutarias.

Ideario intocable

Lo que, en opinión de Villegas, no se va a producir en ese cónclave es un replanteamiento del ideario del partido, después de que en la anterior Asamblea General, la de febrero de 2017, se eliminara la referencia a la socialdemocracia. Ciudadanos "no es ni socialdemócrata ni conservador", está en "un espacio de centro liberal que no creo que se vaya a cuestionar", ha dicho.

Villegas ha evitado pronunciarse ahora sobre una posible candidatura de la portavoz en el Congreso y exlíder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas. Tampoco ha adelantado cuáles son sus planes de futuro: "Mi compromiso ahora es hasta el próximo Consejo General" y "cuando llegue la Asamblea General, ya veremos qué equipos se presentan".