Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

Torrent defiende que la moción sobre la autodeterminación "existió" aunque no se publicara

"Si no hubiésemos hecho el debate estaríamos aceptando que la censura entre en el Parlament y no lo permitiré", afirma

Júlia Regué

El presidente del Parlament, Roger Torrent.

El presidente del Parlament, Roger Torrent. / EFE / QUIQUE GARCÍA

La moción de la CUP discutida y votada el martes en el hemiciclo catalán sigue trayendo cola. Después de que la Fiscalía General del Estado ordenara a la catalana que abra una investigación contra los miembros de la Mesa que llevaron a votación un texto que fue suspendido por el Tribunal Constitucional, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha salido este miércoles a defender que la moción "existió", aunque los servicios jurídicos no la publicaran en el Butlletí Oficial del Parlament de Catalunya (BOP).

"La moción existió. La prueba es que estamos hablando de ella y que la fiscalía con su radicalización y vulneración flagrante de los derechos fundamentales que hemos vivido los últimos meses ahora perseguirá al Parlament, concretamente la Mesa, porque se ha celebrado el debate. Ayer vio todo el mundo que se celebraba el debate y que hablábamos libremente en el hemiciclo y se votó. Una declaración política como es una moción se pudo hacer y toda la ciudadanía pudo verlo", ha sostenido Torrent en declaraciones a los periodistas. 

En una reunión de la Mesa tras el debate, el secretario general del Parlament, Xavier Muro, apercibido también por el TC y ausente por enfermedad, según fuentes parlamentarias, certificó que esta moción no se publicaría en el BOPC, por lo que no hay constancia de que este texto fuera aprobado

El jefe de la Cámara catalana ha vuelto a insistir en que "hay que respetar el papel de funcionarios y técnicos". "Asumo las consecuencias políticas pero ahora lo que tenemos que procurar es no poner foco en trabajadores que hacen su trabajo", ha añadido.

Preguntado por si valió la pena llevar al pleno ese documento con las posibles consecuencias penales que acarrea, Torrent ha defendido que "siempre vale la pena defender los derechos fundamentales, los costes de no defenderlos son mucho peores que los de defenderlos". "Si no hubiésemos hecho el debate estaríamos aceptando que la censura entre en el Parlament y eso yo no lo permitiré", ha apuntalado.

Además, ha reivindicado que, como el debate estaba previsto en el orden del día, "se hubiera producido" aunque la suspensión del TC hubiese sido comunicada minutos antes. A las 10:06:01 horas anunciaba el inicio de la votación y a las 10:06:14 horas proclamaba el resultado. Según fuentes parlamentarias, la comunicación sobre la suspensión del TC a los servicios jurídicos llegó tres minutos después. 

Diálogo "sin restricciones"

Torrent ha criticado que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias hayan pactado un preacuerdo para tejer un Gobierno progresista "pero que continúa con la radicalidad del Estado de perseguir debates parlamentarios". "Lo radical es querer censurar, que no se pueda hablar de todo", ha espetado.

"Los partidos independentistas se ha manifestando de forma contundente. Reclamamos diálogo sin restricciones, les emplazamos a sentarse y hablar, a buscar una resolución democrática y política a un conflicto político. No hemos cambiado nunca de opinión. Reclamamos al Estado que se siente en una silla que ha dejado vacía", ha zanjado.