20 oct 2020

Ir a contenido

RECURSOS DE APELACIÓN

El fiscal defiende que sigan presos cinco de los CDR imputados por terrorismo

La defensa alega vulneraciones de derechos y arraigo familiar para reclamar su puesta en libertad

Entre ellos figuran el del considerado responsable de los ERT, mientras que el 'cocinero' no pidió que su impugnación se viera en una vista

Ángeles Vázquez

Foto de uno de los miembros de los CDR extraida del Sumario de los CDR.

Foto de uno de los miembros de los CDR extraida del Sumario de los CDR.

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, ha pedido a la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional que ratifique la prisión de cinco de los siete independentistas radicales a los que el juez Manuel García-Castellón encarceló el pasado 26 de septiembre por integración en organización terrorista, conspiración para cometer estragos y tenencia de explosivos. Por su parte la defensa que ejerce en estos casos abogados del colectivo Alerta Solidaria ha considerado que "era una situación injustificable y a día de hoy  insostenible tanto jurídica como socialmente", según Eva Pous, que ejerce como portavoz.

Fuentes jurídicas señalaron que otro, Jordi Ros, considerado el 'cocinero' de la presunta célula terrorista por su conocimiento para la fabricación de explosivos, también ha impugnado ante la Sala de lo Penal el auto del magistrado que lo encarceló, pero a diferencia de sus compañeros, todos ellos representados por letrados pertenecientes al colectivo Alerta Solidaria, no pidió que se realizara una vista para resolver su recurso. La fiscalía mantendrá en su caso el mismo criterio ya que, según la Guardia Civil,"existe una intencionalidad clara, orientada a la adquisición de conocimientos v práctica suficiente para la fabricación ilícita de sustancias explosivas deflagrantes, que cifran en 15 tipos.

Los ERT

En la vista, en la que no han estado presentes los imputados, las defensas han alegado diversas vulneraciones de derechos humanos, entre las que figuran que Guillem Xavier Duch, al que se considera cabecilla del grupo de los Equipos de Respuesta Táctica (ERT), creado por otro de ellos, Ferran Jolis, se encuentra en situación de incomunicación como los presos de seguimiento especial por su peligrosidad (fies). También Ros está catalogado como Fies.

En los que sí coincidieron todas las defensas, cuyo recurso se veía en una vista (las de Duch, Jolis, Eduard Garzón, Xavier Buigas y Alex Codina) es en solicitar su puesta en libertad negando la existencia de riesgo de fuga por el arraigo familiar que sostienen tienen y denunciar vulneración del derecho defensa por las informaciones publicadas sobre la actuación de sus defendidos. Según Pous, en caso de no conseguir esa libertad, solicitarán el traslado a cárceles catalanas. También sostuvo que la investigación debería seguirse en juzgados catalanes, pese a que la Audiencia Nacional es el tribunal especializado en terrorismo. 

En principio parece difícil que los argumentos de la defensa prosperen tras el contenido de las intervenciones telefónicas y los seguimientos a los que fueron osometidos durante meses. Además, dos de los imputados, Ferran Jolis y Jordi Ros, corroboraran en la Audiencia Nacional gran parte de los indicios existentes contra los detenidos en la operación Judas, como la preparación de explosivos, aunque para "meter ruido", dijeron, y la toma del Parlament, para la que contaban con el beneplácito del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El otro preso, Tomàs Germinal, también ha impugnado su ingreso en prisión, pero la correspondiente vista para revisarla se celebrará otro día.