Ir a contenido

PLENO DEL PARLAMENT

JxCat y ERC dan un espaldarazo a Buch y evitan su reprobación

El Parlament exige que los Mossos condicionen su colaboración con el resto de cuerpos policiales a la no utilización de balas de goma

Júlia Regué Xabi Barrena

Pleno del Parlament, el 12 de noviembre.

Pleno del Parlament, el 12 de noviembre. / GUILLEM ROSET / ACN

Republicanos y posconvergentes han dado este martes un espaldarazo al titular de Interior, Miquel Buch, y han evitado que el Parlament repruebe la gestión del ‘conseller’ al frente de los Mossos d’Esquadra en dos mociones distintas. Sus promotores, la CUP y Catalunya En Comú - Podem, se han quedado solos, ya que el PSC, Cs y PPC no han decantado la balanza y se han movido entre el 'no' y la abstención en ambas votaciones. 

Esta sesión parlamentaria se ha celebrado sin la presencia de los miembros del Govern porque la modificación del horario para sortear al Tribunal Constitucional con un texto de la CUP sobre la autodeterminación ha hecho que parte de la jornada coincida con la reunión semanal del Consell Executiu.

En el grupo republicano ha habido grietas. En el texto 'cupaire' que exigía al 'president' de la Generalitat, Quim Torra, que cese a Buch se han contado tres abstenciones: dos de los diputados de Demòcrates -Antoni Castellà y Titón Laïlla- y otra de la parlamentaria, Gemma Espigares. En la propuesta de los 'comuns', que pedía la reprobación del 'conseller', se han vuelto a abstener Castellà y Laïlla. Además, la diputada de las juventudes de ERC, Ruth Ribas, ha votado a favor de su reprobación, al igual que el socialista Carles Castillo. La bancada de Cs y el PPC se ha abstenido.

Sí se ha aprobado que el Govern se "condicione cualquier colaboración" de los Mossos d’Esquadra con el Cuerpo Nacional de Policía y con la Guardia Civil "a que estos cuerpos no usen las balas de goma en Catalunya" pero se ha rechazado que deje de emplearse la técnica de la dispersión conocida como "carrusel" que consiste en "dirigirse contra personas con vehículos policiales a toda velocidad". Tampoco se ha aceptado instar a la retirada de los proyectiles viscoelásticos de precisión, conocidos como balas de foam, del material de orden público a disposición del cuerpo de policía autonómico. Ahora bien, los parlamentarios sí emplazan al Govern a que haga pública la instrucción que regula el uso de estos proyectiles.

El Parlament también reclama que se abra una investigación para conocer si ha habido algún tipo de colaboración entre los Mossos y "empresas que ofrecen servicios de desalojo extrajudicial" y "grupos fascistas organizados" como los que se concentraron el pasado 17 de octubre en la plaza de Artós de Barcelona. Sólo el PP ha votado en contra de este punto. 

El diputado morado, Marc Parés, ha defendido el texto ante el hemiciclo y ha sostenido que "ha habido reiteradas escenas de brutalidad policial" contra los manifestantes en las protestas tras la sentencia del 'procés'. Desde el PSC han criticado que su contenido por "demagogo" y han defendido que se ven "obligados" a defender a Buch ante la "soledad" que sienten los agentes con este Govern. Cs y PPC también ha reivindicado la labor de los Mossos d'Esquadra. Por otra parte, JxCat ha pedido que se aíslen los comportamientos violentos en las manifestaciones y ha censurado que no pedirán la dimisión de Buch cuando el ministro Fernando Grande-Marlaska sigue en el cargo. En ERC, en cambio, han subrayado que quedaron "perplejos" ante algunas actuaciones policiales.