29 feb 2020

Ir a contenido

RESULTADO DISCRETO

El PP catalán no consigue capitalizar el hundimiento de Cs

La formación suma un nuevo escaño al de Cayetana Álvarez de Toledo, el único conseguido en los últimos comicios

Natàlia Farré

Cayetana Álvarez de Toledo, durante su intervención en el mitín de cierre de campaña, el viernes. 

Cayetana Álvarez de Toledo, durante su intervención en el mitín de cierre de campaña, el viernes.  / ACN / GERARD ARTIGAS

Resultados mejorados para el PPC, a la par que discretos y esperados. La formación ha ganado un escaño respecto a los comicios del 28 de abril. Pero es que el saldo de hace siete meses fue el peor de  su historia, y a partir de ahí casi que solo podía crecer. Lo contrario hubiera significado la desaparición del partido en Catalunya. Dos escaños ha cosechado la formación: el de la flamante número uno por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, y el de la siguiente candidata en la lista, María de los Llanos de Luna.

De manera que el partido ha capitalizado poco la subida conseguida a nivel español; y ha capitalizado menos aún el descalabro sufrido por Ciudadanos, que ha perdido 3 de  los 5 escaños que tenía y ha quedado por detrás del PPC (y Vox) en cuanto a votos totales y porcentaje.  Un resultado, el de los populares, que no ha cumplido con los mejores augurios de la formación: sumar tres escaños, los dos conseguidos más un tercero en Tarragona, perdido en las últimas elecciones y que se presumía alcanzable.

Sin militantes

Así que ni la contención discursiva de Pablo Casado durante esta corta campaña, que llevó a Álvarez de Toledo a moderar su verbo, ha evitado que el PPC siga instalado en unos discretos resultados aunque algo mejores que los alcanzados en la última convocatoria.  Esta noche ha sumado 286.302 votos frente a los 200.841 alcanzados el 28 de abril. Un 7,43% de los votos frente al 4,84%. Por encima de Vox, pero poco. La formación de ultraderecha ha empatado en escaños, dos, con el PP de Catalunya.

Que la noche no sería una fiesta para el PPC se ha visto claro desde el primer momento. Incluso desde antes, desde el instante en que se optó por pasar la noche electoral en la sede del partido, y no en el hotel habitual. No se esperaban militantes y no los ha habido. Tampoco se han dejado ver mucho los dirigentes de la formación. El primero en llegar ha sido su presidente, Alejandro Fernández, que ha hecho acto de presencia antes de hacerse públicos los sondeos. Mucho más ha tarado en aparecer Álvarez de Toledo, que no ha acudido a la sede hasta después de cenar (con amigos) y conocerse el 87% del voto escrutado.

"Notable y firme"

Comparecencias las justas. Solo la candidata por Barcelona ha dado la cara, y lo ha hecho a última hora, después de que hubiera hablado Pablo Casado. Gracias para todos y afirmación contundente: "El PP se convertido en el referente del constitucionalismo en Catalunya".  Álvarez de Toledo ha recordado que muchos daban a la formación por "extinguida" tras los comicios del 28 de abril, pero que el crecimiento del partido había sido "notable y firme". Todo "sin euforia", pero si con la "felicidad" que supone haber quedado "por encima de la CUP".