01 oct 2020

Ir a contenido

Elecciones generales

Ciutadans certifica el derrumbe electoral en su Catalunya natal

La lista encabezada por Inés Arrimadas baja de cinco a dos diputados y se convierte en la octava formación en número de votos

Gabriel Ubieto

Inés Arrimadas vota en Barcelona.

Inés Arrimadas vota en Barcelona. / GUIFRÉ JORDAN / ACN

Catalunya no fue una excepción en las elecciones generales de este domingo para Ciudadanos, que no ha logrado esquivar el derrumbe electoral en la tierra que le vio nacer como proyecto político. La lista encabezada por Inés Arrimadas ha bajado de cinco a dos diputados, se ha convertido en la octava fuerza en número de votos y ha equiparado su peso en escaños con los otros dos partidos de la derecha constitucionalista en Catalunya, PP Vox, que también sacaron dos diputados.

El batacazo electoral de Albert Rivera en toda España también ha sido el de Inés Arrimadas, su número dos, que entre el 28 de abril y el 10 de noviembre se ha dejado por el camino más de la mitad de los votos obtenidos entonces. La formación naranja ha logrado reunir un total de 216.373 papeletas, que se han transformado en dos diputados por la provincia de Barcelona, sin obtener más representación en ninguna de las otras tres circunscripciones catalanas. Ha perdido así el diputado que sacó en los pasados comicios en la demarcación de Tarragona y Sergio del Campo Estaún no revalidará su escaño.

Quién sí consiguieron ser elegidos para ir al Congreso de los Diputados fueron Inés Arrimadas y Fernando de Páramo, dos de los pocos miembros de la Ejecutiva de Ciudadanos que preservaron su acta de diputado tras los comicios de ayer.  El desplome en la provincia de Barcelona, su principal bastión, es el principal responsable de que pesos pesados del partido en Catalunya, como el ex diputado en el Parlament José María Espejo-Saavedra o  la ex edil barcelonesa Carina Mejías, no ha logrado escaño. El presidente de C’s en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha atribuido la debacle de su formación a un contexto "polarizado" y prometió seguir "plantando cara" al independentismo con "firmeza y desde "el centro y la moderación".

El batacazo electoral de Ciudadanos en toda España se ha traducido en una pérdida de 47 diputados respecto a los comicios del 28 de abril, pasando de los 57 escaños de entonces a los 10 de este domingo. En votos, la caída ha sido de los 4.155.665 de hace unos meses a los 1.637.484 (con el 99,99% escrutado) de este 10-N.