Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

Sánchez pide un Gobierno "fuerte" frente al independentismo y Vox

El presidente en funciones estudiará llevar al TC la iniciativa de la Asamblea de Madrid para ilegalizar partidos independentistas

El candidato socialista pide a Torra una actitud "más responsable" para que las elecciones se desarrollen con normalidad

Juan Ruiz Sierra

Sánchez llama a frenar el franquismo y parar los pies a la derecha / MIGUEL LORENZO VIDEO/EFE

En el último día de campaña, con la previsión de que rondará o se quedará algo por debajo de los 123 escaños logrados en abril, pero con un Congreso más fragmentado y una derecha más fuerte que entonces, Pedro Sánchez ha apelado al electorado progresista para lograr un gobierno "fuerte" tras las elecciones de este domingo.  Consciente de que en torno a un millón y medio de electores siguen en la indecisión, una buena parte de ellos con la tentación de refugiarse en la abstención, el candidato socialista subraya que que, ahora, la estabilidad es  más importante que nunca, debido a las "amenazas" del independentismo catalán y Vox.  

"Necesitamos estabilidad, un gobierno fuerte para abordar una amenaza de estas características", ha dicho este viernes en la Ser el candidato socialista sobre la crisis territorial, que "no se va a resolver en meses" porque "lleva años larvándose". Poco después ha añadido el "franquismo" de Vox entre los motivos por los que se requiere un ejecutivo "fuerte".

El auge del partido ultra, al que las encuestas colocan en tercer lugar, rozando incluso los 60 diputados, es un motivo de "preocupación" para el líder socialista, que en estas últimas jornadas de campaña no para de llamar a la movilización de los votantes de izquierdas para hacer frente a la extrema derecha.

A su juicio, el PP y Cs se están dejando "devorar" por el discurso de la formación de Santiago Abascal. La última prueba, ha explicado Sánchez, se vivió el jueves en la Asamblea de Madrid. A propuesta de Vox, con el voto a favor del PP y Cs, la cámara autonómica aprobó ilegalizar partidos independentistas, algo para lo que carece de competencias. "El discurso de la ultraderecha arrastra al PP y a Cs. La ultraderecha veta a periodistas, señala a homosexuales, culpa a las mujeres de la violencia machista y pretende ilegalizar partidos. Esto tiene un nombre en Europa y no hace falta decirlo", ha señalado el candidato socialista, en referencia al fascismo.

En este sentido, el presidente en funciones ha explicado que el Gobierno estudia impugnar esa resolución.  Ha defendido que, al igual que el Ejecutivo recurre las resoluciones del Parlament catalán cuando aprueba iniciativas en contra de la monarquía que rebasan el límite constitucional, también actuará contra contra quienes proponen ilegalizar partidos "porque lo diga la ultraderecha".     

"Estamos estudiando impugnar esa resolución del parlamento de Madrid ante el Tribunal Constitucional. Vamos a ver si hay base legal y si la hay no les quepa duda de que vamos a impugnar esa resolución", ha advertido en una entrevista en Los Desayunos de TVE. La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha confirmado tras el Consejo de Ministros que los servicios jurídicos estudiarán en profundidad si esa iniciativa es susceptible de ser impugnada. 

Criatura de Aznar

El socialista ha asegurado que los pactos de PP y Cs con Vox "benefician a la ultraderecha". "El error de PP y Cs es no haber hecho un cortafuegos a la ulytraderecha como hacen [Angela] Merkel y [Emmanuel] Macron", ha aseverado. En sus críticas al partido de Abascal, ha asegurado que la aparición de Vox estuvo planificada por el expresidente José María Aznar para "debilitar" a Mariano Rajoy. "El PP es incapaz de frenar a la ultraderecha porque sabe que es una criatura suya", ha 

De cara al domingo, Sánchez ha pedido al 'president' de la Generalitat, Quim Torra, que actúe para asegurar que las protestas independentistas no alteren el orden en los comicios del domingo. "Queremos garantizar la seguridad en Catalunya para que este fin de semana se derarrolle con normalidad. Torra debería adoptar una actitud más responsable", ha señalado, tras repetir que el Gobierno actuará desde la "firmeza, la proporcionalidad y la unidad".