Ir a contenido

Operación Judas

Una droguería de Badalona niega haber surtido a los CDR acusados de terrorismo

EL PERIÓDICO

Foto de la humareda generada por un ensayo con explosivos de los CDR.

Foto de la humareda generada por un ensayo con explosivos de los CDR.

La droguería Boter de Badalona asegura que no vendió precursores de explosivos a los independentistas encarcelados bajo la acusación de actividades terroristas. La empresa agrega que, en el caso de que vendiera material a alguno de ellos, tuvo que ser material no afectado por ninguna norma restrictiva.

La Guardia Civil informó a la Audiencia Nacional de que esta droguería es uno de los comercios en los que el grupo de detenidos pudo surtirse de ingredientes para la fabricación de explosivos.

En un comunicado, la droguería "corrobora que recibió una llamada de una persona interesada en la compra de estos productos, y que el vendedor que atendió la llamada explicó al interesado, siguiendo el protocolo aprobado por el CITCO, que estos productos son precursores de explosivos y que la venta está habilitada únicamente a profesionales del sector".

"El vendedor comentó al interesado que comprobaría si disponía del material con la pureza solicitada y volvería a llamarle", continúa la nota. "Droguería Boter SL volvió a llamar al interesado para informarle de la disponibilidad de cinco botellas del producto solicitado. La compra no se llegó a realizar nunca. Droguería Boter SL afirma tener estas cinco ampollas aún en stock y no haber hecho ninguna venta de este producto en 2019".

La Guardia Civil refiere en un informa aportado a la instrucción de la 'Operación Judas' que el 23 de agosto de 2018 siguió al hoy encarcelado Jordi Ros, supuesto ‘cocinero’ de explosivos de la célula desarticulada, a un cajero bancario. Después de sacar dinero, "se desplazó a la Droguería Boter, donde realizó la compra de diverso material", apunta el informe, sin especificar cuál.

Droguería Boter indica en su nota que "no puede corroborar que el sospechoso entrase en la tienda y que, en el caso de que lo hiciese y de que comprase material, fue material no afectado por ninguna normativa ni restricción".