Ir a contenido

camino al 10-N

¿Por qué Aragón es el 'Ohio español'?

Desde 1977 el ganador de las elecciones generales en esta comunidad coincide con el vencedor en toda España, fenómeno que también sucede en el estado norteamericano en los comicios a la Casa Blanca

Un elector introduce su voto en un colegio electoral, el pasado 28 de abril. 

Un elector introduce su voto en un colegio electoral, el pasado 28 de abril.  / EFE / JAVIER LIZON

Hay un fenómeno que se repite en las elecciones generales en España desde el 1977: el partido que gana en Aragón, ocupa La Moncloa. Este hecho le ha valido el apelativo del 'Ohio español', pues en dicho estado de EEUU ocurre esto en las presidenciales desde 1964. Por su particular sistema electoral, Ohio es uno de los estados que es decisivo que caiga del lado republicano o demócrata para la carrera a la Casa Blanca. Ambas son regiones volátiles y que reflejan la tendencia de cambio de votos entre el bipartidismo. 

De hecho, este fenómeno inspiró el título de un libro sobre las tendencias de voto en España escrito por once politólogos españoles: 'Aragón es nuestro Ohio', publicado por Mapaso en el 2015. El libro expone la idea de que Aragón refleja bien las particularidades del territorio español, ya que combina los grandes partidos tradicionales con formaciones regionales, entre otras.  

Del 1977 hasta hoy

En las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel el partido ganador ha sido el vencedor a nivel estatal: la UCD en 1977 y 1979, el PSOE en 1982, 1986, 1989 y 1993, el PP en 1996 y el 2000, los socialistas en 2004 y 2008, los 'populares' de nuevo en el 2011, el 2015 y el 2016, y en las últimas elecciones el 28 de abril de este mismo año, el PSOE. En estos comicios se da el caso de que por primera vez se celebran dos elecciones generales en un mismo año. Bien es verdad que pasó menos tiempo entre las convocadas por Rajoy en el 2015 

Y, para más concreciones, en la provincia Huesca, donde se juegan tres diputados, suele ser un espejo pulcro en relación al pódium electoral en toda España. Es decir, más allá de quién gane en la provincia -y por tanto, por el citado fenómeno, en el país- también clava el tercer puesto. Si en el 2016 Podemos ocupo ese lugar, en los comicios del 2019 Ciudadanos le arrebató ese lugar.