Ir a contenido

CIERRE DE CAMPAÑA

Sánchez pide "frenar al franquismo" y dice que ya lidera la derecha

"Vox es la España de hace 44 años, la del NODO, a la que no vamos a volver"

Critica "cómo callan el PP y Ciudadanos" ante las propuestas de la ultraderecha

Nacho Herrero

Pedro Sánchez en el acto de fin de campaña valenciana.

Pedro Sánchez en el acto de fin de campaña valenciana. / MIGUEL LORENZO

Pedro Sánchez hizo este jueves en Castelló un llamamiento a los progresistas para frenar el domingo en las elecciones al franquismo pues asegura que Vox ya se ha impuesto ideológicamente a una derecha "que ahora se sorprende de que les devore electoralmente".

"Os pido el voto para tres cosas, para formar gobierno, para frenar al franquismo y para hacer avanzar a España en la justicia social", señaló en el Parque de Ribalta ante cerca seiscientos simpatizantes. 

"La valentía que no tiene la derecha para parar a la ultraderecha la van a tener el PSOE y todo los progresistas para frenar al franquismo", auguró Sánchez, que pidió el voto especialmente "a los indecisos "para desbloquear la situación" y para tener una posición "más fuerte". 

El presidente del Gobierno aseguró que en el debate entre candidatos del pasado lunes le costaba ver "en color" a Santiago Abascal, líder de Vox. "Es la España de hace 44 años, la España del NODO a la que no vamos a volver", afirmó. 

Sánchez critico que Abascal pidiera la supresión de las autonomías, la derogación de la ley de memoria histórica o la de la violencia de género. "Pero lo más grave no es lo que decía sino cómo callaban los otros", recriminó. 

Contra el franquismo

Pero el dirigente socialista también echó en cara al PP y Ciudadanos "la hipocresía" de firmar un pacto contra la violencia de genero pero luego en lugares donde gobiernan "como en Murcia, firmar y dar subvenciones a asociaciones que dicen que la homosexualidad es una enfermedad, a esa derecha hay que párale los pies este domingo". 

"En la próxima legislatura vamos a acabar con la Fundación Francisco Franco y con cualquier vestigio del franquismo", avisó ante un auditorio entregado. 

Sánchez habló de Catalunya para asegurar que los líderes independentistas coinciden con la derecha y con "una pretendida izquierda" en querer un gobierno débil para España y ha dicho que son el único partido con un plan para restablecer la convivencia.

"No vamos a poner antes la justicia social que la unidad de España ni la unidad de España antes que la justicia social porque ambas cosas van de la mano", afirmó. 

También recordó que en la última convocatoria electoral el PP sólo sacó un escaño de 48 en Catalunya. "Eso debería llevarlos a una reflexión porque dicen que quieren salvar a los catalanes pero es que lo catalanes no quieren ser salvados por el PP y alguna razón tienen", deslizó.

Puig contra VOX... y Torra

Antes que él, Ximo Puig cargó también contra Vox y aseguro que el Partido Popular y Ciudadanos "están arrodillados a Santiago Abascal".

"Los que votaron en contra de la Constitución ahora van dando carnets de constitucionalistas. Los que votaron en contra de la Constitución van ahora dando carnets de constitucionalista pero sólo se han leído las tapas", señaló.

El president de la Generalitat criticó la PNL aprobada este jueves en el parlamento madrileño para ilegalizar a los partidos independentistas.

"¿Qué broma es esta? ¿La extrema derecha es quien dice ahora quién es legal y quién no lo es?", se preguntó.

El secretario general del PSPV señaló que la derecha llevaría a Catalunya "el estado de excepción y los tanques" pero dijo que "eso no es una solución".

"España es diversa. No es una, grande y libre como querrían. Lo que se trata es de armonizarla, defendiendo la ley pero desde el diálogo", dijo.

"A los valencianos nos afecta lo de Catalunya, tenemos una relación de vecinos y la huida adelante del independentismos es terrible y ya le he dicho a Torra que jamás hable de la Comunitat Valenciana que no tiene nada que ver con ese proyecto", apuntó.

Recado a Unidas Podemos

La principal referencia a Unidas Podemos no fue ni de Sánchez ni de Puig sino de la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, que pidió el voto masivo al PSOE para que "pueda gobernar en solitario" y para que "no tengamos que elegir entre la cuatribarrada y la bandera de España".

"Que el PSOE vuele bien alto, sin plomo en las alas, que sea responsable de sus decisiones que no le tengan que dar ningún bofetón por decision de otros que se esconden cuando tiene que tomar decisiones", señaló.