Ir a contenido

CÓDIGO CIFRADO

Batidos de fresa, cacahuetes, jules, indians, Gandalf y Lisa: diccionario de nombres en clave de los CDR

La mayor variedad de los apelativos se encuentra en el modo en que se referían a los teléfonos móviles y las tarjetas SIM con que funcionan

Europa Press

Acto de los CDR en la prisión de Lledoners, el sábado pasado.

Acto de los CDR en la prisión de Lledoners, el sábado pasado. / Acn / Guillem Roset

El sumario de la causa que instruye la Audiencia Nacional contra los miembros del Equipo de Respuesta Táctica de los Comités en Defensa de la República (CDR) está plagado de motes y palabras en clave con las que los nueve detenidos pensaban que estaban garantizando la seguridad de sus comunicaciones, sin saber que estaban siendo monitorizados por la Guardia Civil.

La mayor variedad se encuentra en el modo en que se referían a los teléfonos móviles y las tarjetas SIM con que funcionan, herramientas que consideraban vitales no solo para comunicarse entre ellos, sino también para coordinar las acciones de calle y para ejecutar, llegado el momento, el asalto y ocupación del Parlament de Catalunya garantizando que los que estuvieran dentro pudieran mantener contacto con el exterior.

De las diversas conversaciones se desprende que se referían a los móviles y las tarjetas SIM, alternativamente, como "batidos de fresa", "cacahuetes" y "chus", pero también hay quien llama a su teléfono "jules" (Jordi Ros) o "andrew" (Guillem Xavier Duch).

Coordinación mediante teléfonos de seguridad

Para las acciones de los CDR, montaban lo que llamaban CECOR -centro de coordinación- y que, según explicó el detenido Ferran Jolis a la Guardia Civil en su declaración, consistía en un teléfono de seguridad con el que se activaba a "charlies" e "indians", otros dos términos en clave para referirse a los responsables de cada cuadrante en que dividían la zona de acción y a los 'soldados' que operaban bajo sus instrucciones, respectivamente.

También ponían nombres en clave para referirse a terceras personas, como al 'expresident' de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont, a quien se referían como Lisa, o el actual 'president', Quim Torra, a quien llamaban Gandalf, el célebre mago gris de la novela de J.R.R. Tolkien, 'El Señor de los Anillos'. Se desconocen, por el momento, las razones de estos apelativos.

El propio Ferran Jolis, que se hacía llamar Jules, reveló ante la Guardia Civil el significado de algunos de los apelativos: Alice es el también detenido Jordi RosAndrew o Andreu sería Guillém Xavier Duch, y a David Budria le pusieron el nombre en clave de Connor. Xavier Buigas respondía por Txevi y por Serrallonga, apelativo que también tenía el grupo de Signal, que compartían: Els Serrallonges.

Pelotones

Había también otros grupos de personas a los que se referían con motes particulares, como los Escamots -que en castellano significa pelotón- y que, según la Guardia Civil, compondrían un segundo "núcleo productor" de precursores de explosivos con intención de pasar a la acción en una línea similar a las del equipo de respuesta táctica desmantelado.

En cuanto a los lugares y eventos, a la sede del Parlament la llamaban Palau Grande y la protesta en torno a él, cuando en enero del 2018 se celebró la investidura frustrada de Puigdemont, es lo que llaman 30G. Mientras, las dos viviendas en las que manipularon o almacenaron productos químicos eran denominadas laboratorio