Ir a contenido

"Ellos mismos han cerrado todas las vías"

Borrell descarta acuerdos con independentistas aunque sumen tras el 10N

El ministro no ha cerrado la puerta a mantener los acuerdos que tiene el PSC con JxCat en Catalunya

El Periódico / Agencias

Josep Borrel, ministro en funciones de Asuntos Exteriores, en el desayuno informativo de Executive Forum.

Josep Borrel, ministro en funciones de Asuntos Exteriores, en el desayuno informativo de Executive Forum. / Europa Press

El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, ha descartado la posibilidad de que el PSOE busque acuerdos con los partidos independentistas tras las elecciones del próximo 10 de noviembre para formar un Gobierno, en el caso de que le dieran los números para gobernar, puesto que "ellos mismos han cerrado todas las vías" de pactos al situarse "fuera" de la Constitución Española.

"Sánchez lo intentó, el llegar a acuerdos dentro del marco de la Constitución y no fue posible porque se le planteaban acuerdos fuera del marco constitucional y a partir de ese momento se interrumpió la búsqueda del acuerdo, por lo que ellos mismos han cerrado todas las vías", ha explicado Borrell en una entrevista en 'Cope'.

Además, el socialista ha indicado que después de lo que "han dicho y hecho" los independentistas, desde que Sánchez llegó a La Moncloa, "no se van a salir de este marco mental" y van a "plantear acuerdos que desbordan la Constitución", así que, ha insistido, en que "no habrá" acuerdos, al igual que "no los ha habido" hasta ahora.

Acuerdos con Junts per Catalunya

Sin embargo no ha cerrado la puerta a mantener los acuerdos que tiene el PSC con Junts per Catalunya en cuarenta y tres ayuntamientos de Catalunya, dependiendo "de cuál sea la alternativa" porque a veces, ha destacado, "en la vida no siempre hay que escoger entre lo bueno y lo mejor, sino entre lo menos bueno y lo peor".

Para ello, ha puesto de ejemplo el apoyo del PSC a En Comú, el partido de Ada Colau, en el ayuntamiento de Barcelona porque era, a su juicio, mejor alternativa a que gobernara el líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall. "Francamente, yo soy muy crítico con Colau, lo he sido siempre y no tengo ningún entusiasmo en gobernar con ella, pero si la alternativa es que el alcalde de Barcelona sea Maragall, hay que escoger entre lo menos bueno y lo peor", ha puntualizado.