03 jun 2020

Ir a contenido

DEBATE A CINCO

Sánchez promete prohibir las convocatorias ilegales de referéndums

El candidato socialista también plantea una asignatura de valores constitucionales y una nueva ley audiovisual

Casado, Rivera y Abascal le piden más mano dura; Iglesias defiende la plurinacionalidad y el diálogo

Iolanda Mármol

El líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, al finalizar el debate de ayer.

El líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, al finalizar el debate de ayer. / JUAN CARLOS HIDALGO /EFE

Consciente de que sería atacado por la situación en Catalunya, Pedro Sánchez trató de vacunarse desde el principio con el anuncio de tres medidas de choque para encauzar la crisis del independentismo: una nueva asignatura de valores cívicos y constitucionales; una ley audiovisual que los entes públicos sean aprobados con dos tercios del parlamento autonómico correspondiente para evitar la manipulación; y modificar el código penal para impedir la celebración de referéndums ilegales.

Fue un buen golpe de efecto, pero no neutralizó a los otros candidatos. Pablo Casado le preguntó con insistencia si Catalunya es una nación. No logró que el socialista le respondiese a esa cuestión de modo que concluyó que Sánchez está incómodo porque necesitará pactar con los independentistas tras el 10-N. “Está maniatado, no puede presidir el Gobierno de España una persona que no cree en la nación española”, sentenció.

Modificación recién aprobada

Sobre el compromiso de Sánchez de garantizar que el consejo de administración del ente al que pertenece TV-3 sea elegido por los dos tercios del Parlament con una reforma de la ley general audiovisual, resulta que este requisito ya figura en la modificación realizada el 23 de octubre.

"Vamos a modificar la ley general audiovisual para que los consejos de administración de todos los entes públicos de comunicación sean aprobados por un respaldo de dos terceras partes de sus Parlamentos autonómicos; con eso acabaremos con el uso sectario que se está haciendo por parte del independentismo catalán en el caso de TV-3". Así lo ha afirmado el candidato socialista.

Hasta ese momento, bastaba con la mayoría absoluta del Parlament, en una segunda votación, para poder elegir al presidente y al resto de miembros del consejo de gobierno de la CCMA (el ente público audiovisual catalán del que dependen TV-3 y Catalunya Ràdio.

El adoquín de Rivera

Albert Rivera exhibió un pedazo de baldosa de una acera de Barcelona como metáfora de la “amenaza a la democracia” y dos listados, uno en azul y otro en rojo, con las cesiones a la autonomía catalana que, a su juicio, se deben revertir. Exigió el 155Pablo Iglesias defendió la plurinacionalidad, el diálogo y la reconciliación y criticó la competición de sus rivales para ver quién propone mayor dureza. Santiago Abascal defendió la suspensión de la autonomía, ilegalizar a los partidos independentistas y procesar a Quim Torra por rebelión.

[Siga las últimas noticias de Catalunya y la campaña electoral].

La lista más votada

Sánchez, que llegó al debate cargado de anuncios, también propuso al resto de partidos que, si después del 10-N el Parlamento no llega a un acuerdo para la formación de Gobierno, se respete a la lista más votada para acabar con el bloqueo, con la etapa de provisionalidad de los últimos años y para tener un Ejecutivo fuerte que permita avanzar en justicia social y convivencia. El candidato socialista insistió en que es necesario en romper el bloqueo votando y llamó a la participación masiva. "Hay que acabar con el bloqueo porque es la principal preocupación que tiene España", defendió.