04 jul 2020

Ir a contenido

EN SANT CLIMENT SESCEBES

Defensa suspende pruebas físicas tras la muerte de un soldado

El militar se desplomó tras acabae una marcha de 90 minutos con toda la equipación

El Periódico

El cuartel de Sant Climent Sescebes.

El cuartel de Sant Climent Sescebes.

El Ministerio de Defensa ha ordenado la suspensión de unas pruebas físicas del Ejército de Tierra después de que la madrugada del pasado viernes falleciera tras su ejecución un soldado del regimiento Arapiles 62 en Sant Climent de Sescebes (Girona).

Se trata de las denominadas 'pruebas de unidad', en las que los soldados deben realizar un recorrido a pie equipados con todo su equipo. El pasado jueves, el soldado Javier Holgado, de 24 años, se desplomó al terminar la prueba y falleció dos días después en el hospital al que fue trasladado.

Tras este suceso, fuentes del Ministerio de Defensa han informado de que se ha ordenado a los jefes de los Ejércitos que realicen esta 'prueba de unidad' que la revisen y, en su caso, "actualicen contenidos". Mientras, la prueba, que consiste en un recorrido a pie de 90 minutos, con toda la equipación y el armamento, ha quedado suspendida hasta que finalice este proceso.

Las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas han manifestado en redes sociales numerosas críticas a estas pruebas físicas, que aseguran que ya se han cobrado la vida de dos militares durante los últimos dos años, además de "numerosas bajas médicas".

La Asociación Unificada de Militares (AUME) sostiene que esta prueba "de gran dureza" no está recogida por la ley, que solo contempla una prueba física individual anual, por lo que pide que se revise su necesidad y, en caso de realizarse, que se haga con las necesarias medidas de seguridad.

El militar era miembro del regimiento de Infantería Arapiles 62, unidad del ejército de Tierra con 377 años de historia integrada a la Brigada Aragón. La unidad mantiene una profunda relación con Catalunya y actualmente sus batallones se encuentran desplegados en Barcelona y Sant Climent Sescebes (Girona), en el Alt Empordà, y constituye la única unidad de la Fuerza Terrestre ubicada en Catalunya.

El Ejército de Tierra ha transmitido su pésame a familiares y amigos del soldado, que por deseo de la familia será enterrado en un pueblo de la provincia de Salamanca.