19 feb 2020

Ir a contenido

Sánchez promete Gobierno en diciembre y Presupuestos a principios del 2020

El líder socialista: "No aspiro a la mayoría absoluta, pero sí a tener socios parlamentarios"

Confirma que el PSOE abandona la subida del IRPF que pactó con Unidas Podemos

Iolanda Mármol

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. 

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.  / DAVID CASTRO

Pedro Sánchez está determinado a que las generales del 10 de noviembre signifiquen el fin del bloqueo político y permitan cerrar el periodo de inestabilidad abierto en el 2015. El candidato socialista es consciente de que en los comicios no obtendrá mayoría absoluta. pero se dice dispuesto a tejer las alianzas necesarias para poder afrontar una legislatura de cuatro años. No adelanta a qué socios mirará tras las urnas, pero se compromete a formar un nuevo Ejecutivo en diciembre y a tramitar los Presupuestos del 2020 en el primer trimestre del próximo año. 

Convencido de que la vuelta a las urnas ha despertado un sentimiento amplio de hastío en la población, Sánchez trata de acercarse a esos electores frustrados desde la "empatía" : les asegura que su voto esta vez es decisivo y les garantiza que estos comicios servirán para poner en marcha al nuevo gobierno de forma inmediata. "Hay dos millones de personas que van a ser decisivas el próximo 10 de noviembre para romper el muro de bloqueo y dar la fortaleza necesaria al gobierno que salga de las urnas. Me comprometo a que en diciembre haya Gobierno y que en el primer trimestre del año tendremos nuevos Presupuestos Generales del Estado", ha asegurado en una entrevista en Antena 3, este miércoles. Justamente la imposibilidad de aprobar las Cuentas públicas por la oposición de ERC y JxCat desencadenó la convocatoria de las elecciones generales de abril. En aquel momento el proyecto presupuestario fue pactado con Unidas Podemos, algo que ahora no tiene visos de realidad.

Las Cortes abrirán la nueva legislatura el 3 de diciembre y será a partir de entonces cuando, si Sánchez logra que cuajar pactos, podría convocarse la sesión de investidura, en las semanas hábiles antes de Navidad. La duda sigue siendo con quién cuenta para superar ese pleno, ya que el PSOE no alacanzará la mayoría absoluta. El candidato socialista sigue mostrándose muy crítico a una eventual alianza con Unidas Podemos por la distinta posición que mantienen respecto a Catalunya. Hasta ahora ha defendido que un pacto con Ciudadanos sería "ciencia ficción" y sigue mirando al PP con la intención de presionarle para obtener una abstención

Este miércoles,  de hecho, ha asegurado que antes de precipitar la repetición electoral estuvo dispuesto a negociar contraprestaciones con Pablo Casado a cambio de la abstención de los conservadores y ha desmentido que no les ofreciera nada a cambio: “No es verdad. Tanto a Iglesias, a Rivera y a Casado de manera pública y en las conversaciones que tuvimos… dije que 'entiendo perfectamente que ustedes me planteen  algunas cuestiones para la abstención'. Yo sé que las cosas no son gratis. En fin, tengo 47 años. Peino canas. Díganme qué es lo que necesitan para empezar a negociar”.

Sánchez insiste en la necesidad de abrir una etapa estable que dure una legislatura completa para que España pueda abordar los retos de futuro. "Si yo no aspiro a tener mayoría absoluta, pero sí a tener una cierta estabilidad, con socios parlamentarios que nos permiten caminar y dar una respuesta eficaz a los desafíos y amenazas que tenemos por delante", ha reivindicado.  Quiénes son esos socios, esta por ver. 

En el mientras tanto, el presidente en funciones ha confirmado que el PSOE elimina la propuesta de subir el IRPF para las rentas de más de 130.000 euros al año, una medida presupuestaria que pactó en su día con Unidas Podemos.