20 feb 2020

Ir a contenido

El PP denuncia una pinza del PSOE y Vox contra Casado

Fuentes de la dirección de los populares aseguran que Sánchez "está inflando" algunos asuntos para "ceder protagonismo" a Vox

El líder de los conservadores iniciará la campaña en Sevilla y pasará el día de reflexión en Barcelona por un compromiso familiar

Pilar Santos

El PP denuncia una pinza del PSOE y Vox contra Casado

JOSÉ LUIS ROCA

En el PP hay optimismo estos días con las encuestas que se van conociendo. Del hundimiento de abril, cuando cayó hasta los 66 escaños, puede subir el 10-N hasta los 100. Un impulso que, lamentan en la dirección del partido, está frenando el PSOE con la ayuda de Vox, al que los sondeos también le dan un importante avance: de los 24 diputados actuales podría llegar a 40. Fuentes de la cúpula de Pablo Casado aseguraron este lunes que Pedro Sánchez "está inflando" algunos asuntos para "ceder protagonismo" al partido de Santiago Abascal y "evitar que el PP pueda seguir creciendo". Esas fuentes se referían a la exhumación de Franco y el grave conflicto político catalán.

"El PSOE usa a Vox para que el PP deje de crecer y Vox se deja usar (...) El pacto PSOE-Vox está funcionando", se quejan en la sede de Génova. Fuentes conservadoras avisan que esa "alegría" del partido ultra puede devenir en "tristeza en toda España" porque podrá seguir gobernando el secretario general socialista. El eslogan principal de la campaña del PP es "por todo lo que nos une" y se añadirá "contigo sumamos", en referencia a esa fórmula electoral para presentarse juntos de España Suma que tanto Ciudadanos como Vox descartaron. De hecho, Casado enviará cartas diferentes a los electores según cada provincia para decirles cuántos votos a Vox acabaron sin ser útiles, porque al final no lograron ningún diputado y acabaron beneficiando a Sánchez. 

"Contactos concretos"

"El PSOE y Vox hablan, tienen intereses complementarios, intentan polarizar", subrayan en Génova sin querer aclarar esos "contactos concretos" que aseguran que ha habido entre dirigentes de las dos formaciones.

Casado ya decidió hace semanas olvidarse de Vox, no intentar reconquistar a esos votantes de extrema derecha y corregir su escoramiento respecto a la campaña de abril. Volver a jugar por el centro. Por eso también ha pedido a sus dirigentes que eviten los temas de Franco, la eutanasia, el aborto y sean prudente sobre el tema catalán, para marcar distancias con el partido ultra. Él lanzará todos los dardos contra Sánchez. Él es su rival. Ni Albert Rivera ni Abascal. Al fin y al cabo, si en noviembre el PP vuelve a la Moncloa será gracias a la suma de las derechas, aunque parece que a los conservadores, en esas circunstancias, les inquieta un Vox que quede por delante de Ciudadanos y demasiado fuerte.

La campaña

El presidente del PP abrirá este jueves por la noche la campaña electoral de manera oficial en Sevilla. Allí será el acto de pegada de carteles. El sábado participará en un mitin con Alberto Núñez Feijóo en un pueblo de Pontevedra y volverá a Madrid, donde el domingo y el lunes los dedicará para preparar el debate a cinco que se celebrará por la noche. El miércoles 6 irá a un mitin en Barcelona, ciudad en la que también preve estar el día de reflexión (9) por "motivos familiares".