24 oct 2020

Ir a contenido

Torra, a los alcaldes: "El ejercicio del derecho a la autodeterminación no tiene camino de retorno"

Los alcaldes independentistas exhiben unidad con el Govern en un acto sin Colau

Agencias

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, con los alcaldes soberanistas, en el Palau.  / ACN

Como hicieran sus dos antecesores en la presidencia de la Generalitat (Artur Mas y Carles Puigdemont), Quim Torra ya tiene su fotografía en Palau con los alcaldes soberanistas de Catalunya. El tercer acto de estas características desde el 2014 siguió el ritual de los anteriores, en forma de cierre de filas del municipalismo independentista con el Govern, pero tuvo varias diferencias significativas.

Una, la ausencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que sí secundó la cita en el 2017. Y dos, que los actos de Mas y Puigdemont precedieron a dos momentos álgidos del 'procés': la consulta del 9-N y el referéndum del 1-O. Hoy, sin embargo, el secesionismo no tiene fijada otra fecha clave en el calendario, aunque Torra insistió en su intención de volver a ejercer la autodeterminación, sin concretar ni cómo ni cuándo. [Siga las últimas noticias de Barcelona y Catalunya aquí]

El vicepresidente catalán, Pere Aragonès, en el acto con alcaldes, en la Generalitat. / TWITTER GOVERN. VIDEO ACN

Más de 800 ayuntamientos y entes comarcales entregaron al jefe del Govern las mociones que han aprobado contra la sentencia del 'procés' y en apoyo de los "presos políticos y exiliados", y defendieron la necesidad de "hacer autocrítica", al tiempo que reivindicaron el carácter "cívico y pacífico" del movimiento soberanista. Torra les emplazó a "superar la dinámica de la queja y la lamentación" y advirtió de que su "compromiso con volver a ejercer el derecho de autodeterminación ya no tiene camino de retorno".

"No desfallecer"

"El rechazo a la represión y a la sentencia debe ser implacable, pero no es suficiente: Ahora más que nunca no podemos desfallecer porque estamos en un momento clave y solo juntos tendremos la fuerza suficiente para acabar lo que empezamos", recalcó ante los representantes municipales, entre los que no se encontraba Colau. El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, sí quiso precisar que ese ejercicio de la autodeterminación solo puede pasar por la celebración un "referéndum reconocido", marcando distancias con los tentados de regresar a la vía unilateral.

Otra ausencia destacada fue la del 'conseller' de Interior, Miquel Buch, a quien le pudieron pitar los oídos durante el acto. El presidente de la Associació de Municipis per la Independència (AMI), Josep Maria Cervera, reclamó "no huir de la crítica cuando toca, sino reforzarla". "Sin demora, es preciso hacer autocrítica y excluir elementos de nuestra policía que no nos identifican y nos avergüenzan, para ser más fuertes e ir más unidos", señaló en referencia a la controversia por las cargas policiales durante los altercados de los últimos días.

Aunque los dardos a Buch no fueron la tónica general, el alcalde de Monistrol de Calders, Ramon Vancells, de la CUP, se saltó el guion para criticar "la represión" por parte de Mossos y Policía, pero también a la Generalitat. "El papel que han hecho las instituciones de seguidismo de un Estado represor nos avergüenzan", afeó Vancells, que vestía una camiseta que pedía "basta represión" a Buch, al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y a la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera.