15 jul 2020

Ir a contenido

memoria histórica

El Gobierno asegura que la familia de Franco se lo llevó "en medio del vacío"

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, advierte de que la exhumación del dictador se hizo "con respeto" pero sin" homenajearle"

El Periódico

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez. / DAVID CASTRO

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado este viernes que la familia de Franco se llevó a Franco del Valle de los Caídos "en medio del silencio y del vacío delante del Gobierno", representado por la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado. Sánchez ha salido al paso de las críticas sobre la excesiva consideración y el aroma de homenaje que rodeó al acto este jueves. "Se hizo con respeto, pero eso no quiere decir homenajearle", advirtió en una entrevista en La Sexta.

Sobre la apertura de posibles expedientes a las personas que elogiaron al dictador, Sánchez ha anunciado que se va a estudiar por la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. "Vamos a verlo, pero tenemos que elevar la mirada y verlo como una gran victoria democrática", subrayó.

Para el presidente, más allá de lo sucedido con los franquistas nostálgicos, lo importante es la "trascendencia histórica" que tiene el hecho de sacar los restos del dictador de su mausoleo. "Lo de ayer fue una victoria para la democracia española y yo estoy muy orgulloso porque la democracia cumplió", dijo.

Tensión con la familia

Sánchez reconoció que hubo momentos de tensión entre la familia de Franco y la ministra Delgado durante el traslado del féretro de Franco al cementerio de Mingorrubio. "Se pudieron producir, pero ya he dicho que lo importante es que fue una gran victoria de la democracia", apostilló antes de proclamar que tras la exhumación "el verdugo ya no descansa con sus víctimas, y eso es dignificar el Valle".

El presidente en funciones se dirigió también a todos los que en Catalunya han puesto en tela de juico la calidad democrática en España. "Hay un movimiento independentista que pone en cuestión la democracia de estos 40 años. Yo solo les puedo decir que Franco imaginaba una España aislada, machista y homófoba, y resulta que ahora es todo lo contrario. Frente a esa corriente reaccionaria de los independentistas es importante reivindicar en estos momentos la democracia española", remachó.

En cuanto al escenario que se presenta tras la esperada reinhumación, Sánchez se mostró exigente. "La deuda no está saldada del todo, sino que solo hemos empezado a saldarla: ahora necesitamos dignidad, justicia y reparación.", sentenció. 

Insulto para los españoles 

Por otro lado, el Gobierno considera que comparar el nivel democrático del país con el que existía en la dictadura de Franco es un auténtico "insulto" para los españoles y para todos los que han puesto su esfuerzo en restaurarla. Así lo ha manifestado este viernes la portavoz del Consejo de Ministros, Isabel Celaá, quien ha reiterado que la exhumación de los restos de Franco efectuada este jueves supone "una gran victoria de la democracia española".

Celaá ha asegurado que el traslado de la momia del dictador al cementerio madrileño de Mingorrubio en El Pardo representa "la culminación de un proceso alargado por la familia del dictador". "Se ha cumplido una mandato parlamentario, una sentencia judicial y un compromiso del Gobierno", ha precisado antes de anunciar que el Valle de los Caídos volverá a estar abierto al público la próxima semana.

En ese sentido, anunció el propósito del Gobierno de convertir ese lugar en "un altar dedicado al recuerdo de las víctimas del odio", aunque todavía "es pronto" para adelantar nada. "Todo cobra un nuevo sentido ahora porque queda mucho por hacer en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica: reparación, memoria, justicia y dignidad", indicó.