26 oct 2020

Ir a contenido

Bulla de Vox en el Congreso por los disturbios en Catalunya

Los diputados ultras abandonan la Diputación Permanente tras denunciar que se les margina en los espacios de la Cámara y pedir el estado de excepción

Pilar Santos

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha expulsado este martes a la secretaria general del grupo de Vox, Macarena Olona, tras llamarle al orden por tres veces después de una trifulca con Cs. / DAVID CASTRO. VIDEO/EFE

La Diputación Permanente, el órgano que se reúne cuando las Cortes están disueltas, ha empezado pasadas las diez de la mañana con bulla. Los diputados de Vox se han colocado en los asientos que la Mesa del Congreso había destinado a los de Ciudadanos y su portavoz, Macarena Olona, ha empezado a pedir un debate sobre la situación en Catalunya. La presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, ha iniciado la sesión pidiéndoles que se cambiaran de sitio. El entendimiento no ha llegado y todos los miembros del grupo ultra ha abandonado la sala.

Los escaños que han ocupado los parlamentarios de Vox están en la primera fila y los que le tocan, según “las reglas de funcionamiento” blandidas por Batet, en la segunda. Miguel Gutiérrez, portavoz de Ciudadanos, ha acabado cediendo. "Si ellos no entienden lo que es el decoro parlamentario...", ha dicho antes de que algunos diputados naranjas se movieran.

Documento

Declaración de Vox

Declaración de Vox

En ese momento Olona ha empezado a mostrar fotografías de los disturbios en Catalunya y ha empezado a defender la necesidad de decretar el estado de excepción en Catalunya sin tener el turno de palabra. Vox registró el pasado miércoles tomar esa medida ante los "gravísimos desórdenes" en las calles catalanas. 

Tras llamarla al orden en tres ocasiones, Batet le ha pedido que abandone la sala. La iniciativa, recuerda el equipo de Batet, no estaba calificada por la Mesa y por tanto su introducción se habría producido "de forma irregular". Todo el grupo de Vox se ha ido detrás y ha abandonado la sala.

"¡No es cuestión de asientos! ¡Es cuestión de España y de defender a la Policía Nacional y la Guardia Civil!", ha espetado el diputado de Vox Víctor Manuel Sánchez del Real cuando una parlamentaria del PP les ha invitado a sentarse en la segunda fila.

Fuentes de Vox se han quejado durante estos meses que los partidos que tienen miembros en la Mesa del Congreso (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos) les han marginado en los escaños del hemiciclo, al colocarlos en las últimas filas, por detrás de grupos como ERC y el PNV, con menos escaños, y también en el reparto de despachos, dándoles mucho menos espacio que al resto de formaciones.

El Congreso vive hoy un paréntesis de actividad. Los miembros de la Diputación Permanente (un pleno reducido, con representantes de todos los grupos de manera proporcional) se reúnen para convalidar o derogar tres decretos leyes: las ayudas por la quiebra de Thomas Cook y la gota fría y también las entregas a cuenta a las comunidades.