Ir a contenido

Los policías piden medidas contundentes ante el terrorismo callejero en Cataluña

Cuatro sindicatos policiales han reclamado medidas de refuerzo al Gobierno y la Fiscalía

Varias personas depositan flores en la entrada de la Jefatura de la Policía Nacional en la Via Laietana.

Varias personas depositan flores en la entrada de la Jefatura de la Policía Nacional en la Via Laietana. / EFE / JESÚS DIGES

Representantes de cuatro sindicatos policiales han pedido al Gobierno y a la Fiscalía refuerzos y más contundencia contra los disturbios violentos en Cataluña a raíz de la sentencia por el proceso de independencia y que los detenidos vayan a prisión con imputaciones de terrorismo callejero.

Así lo solicitan SUP, SPP, CEP y UFP en el manifiesto de apoyo al trabajo de la Policía Nacional en Cataluña leído este lunes en las concentraciones que han tenido lugar antes las jefaturas de Policía de toda España.

En Madrid los concentrados, ondeando banderas nacionales, han proferido vivas a España, al rey, a la Policía, a las Unidades de Intervención Policial (UIP) y a los "héroes heridos" y les han gritado reiteradamente: "No estáis solos".

En el manifiesto que han leído se explica que se trata de "un gesto de reconocimiento necesario después de las escenas de violencia vividas en las calles de Barcelona y otras ciudades la semana pasada en las que grupos perfectamente organizados y coordinados pusieron en marcha una estrategia de terrorismo callejero".

Añade que "por los medios y tácticas que se han empleado" dicha estrategia "buscaba la muerte de algún policía nacional" y han recordado que "hasta 134 agentes han tenido que ser atendidos estos días por los servicios médicos, permaneciendo alguno de ellos ingresado en la unidad de cuidados intensivos en estado grave"-

"La estrategia de terror puesta en marcha para atacar a las UIP buscaba una baja y solo la profesionalidad de los policías y su valor ha evitado una desgracia", apostillan los sindicatos policiales.

"Las UIP llevan treinta años gestionando el orden público en España y jamás desde su creación en 1989 habían tenido que hacer frente a turbas tan exaltadas y violentas como las que tomaron las calles de Barcelona el viernes", destacan.

Por ello exigen al Gobierno "contundencia" y advierten de que "en la gestión del terrorismo callejero no es suficiente una actuación policial de contención que deje en manos de los violentos una ciudad durante tantas horas".

"Hay que intervenir allí donde se produce el disturbio y hacerlo con la misma técnica y firmeza que se haría en cualquier otra parte de España", añaden.

Además piden a la Fiscalía General del Estado "que se implique en esta lucha contra el terror y que imparta instrucciones para que las acusaciones contra los detenidos vayan acompañadas de peticiones de ingreso en prisión y de imputaciones de delitos de terrorismo".

Igualmente solicitan al Ministerio del Interior refuerzos humanos inmediatos y reclaman el empleo de materiales como camión de agua, tanquetas y otros vehículos, además de jornadas laborales que no sean de tanta duración y el envío de uniformes para reponer las prendas destrozadas en los incidentes, así como las condecoraciones que correspondan en su momento.

La concentración de Madrid ha contado con el apoyo de representantes del PP y de Ciudadanos.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha declarado a los periodistas que "el Ejecutivo de España tiene que poner orden en Cataluña, activar la Ley de Seguridad Nacional y enviar ya el requerimiento al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra".

"Quim Torra es en teoría el representante ordinario del Estado en Cataluña y nos tendría que amparar a todos pero se ha situado con quienes alientan la violencia y por la vía de los hechos ha quedado inhabilitado para ser el presidente de la Generalitat", ha añadido.

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha recordado que "en uno de los últimos plenos del Parlamento de Cataluña se ha votado para echar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil" de esta comunidad autónoma y ha añadido que "es una vergüenza" que el presidente de la Generalitat "quiera echar a los que defienden nuestra libertad".