Ir a contenido

Consecuencias del conflicto

Hoteleros de Barcelona detectan las primeras cancelaciones y el descenso de reservas

Los disturbios en la capital catalana retraen la actividad comercial entre 30% y 40%

Efe

Hoteleros de Barcelona detectan las primeras cancelaciones y el descenso de reservas

FERRÁN NADEU

Los disturbios registrados durante la semana pasada en Barcelona han provocado las primeras cancelaciones hoteleras y un descenso en las reservas de los próximos meses, según el Gremio de Hoteles de Barcelona, que ha hecho un llamamiento al diálogo para solucionar la situación de Catalunya. [Siga aquí las últimas noticias de Barcelona y Catalunya tras la sentencia

En declaraciones a Efe, el director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, ha asegurado que todavía no tienen datos concretos de la repercusión que están teniendo los enfrentamientos entre manifestantes violentos y policías que se vieron la semana pasada en Barcelona y de cuyas imágenes se ha hecho eco la prensa internacional.

Sin embargo, reconoce que tienen constancia de "algunas anulaciones" y de que se está produciendo un descenso en las reservas para el futuro, ya que éstas llegan en menor volumen de lo que suele ser habitual.

"Cuando hay conflicto, las reservas siempre se frenan, pero, cuando no lo hay, se suelen recuperar de manera rápida", ha añadido Casals.

El portavoz de los hoteleros ha destacado que el Gremio de Hoteles de Barcelona representa a empresas y personas de todas las ensibilidades e ideologías y ha insistido en que tiene que haber "capacidad de diálogo" y de llegar a acuerdos "más allá de los intereses partidistas" para superar esta situación.

Un motor económico

Casals ha recordado que la actividad turística supone cerca del 15 % del PIB de la ciudad y que los hoteles de Barcelona facturan anualmente unos 1.600 millones de euros y dan trabajo a 100.000 personas, 40.000 de ellas de manera directa.

Por otra parte y según otras fuentes del sector, los apartamentos turísticos de Barcelona también han empezado a registrar las primeras cancelaciones para los próximos días, aunque las reservas para noviembre y diciembre siguen creciendo.

Las cancelaciones registradas en los apartamentos turísticos empezaron nada más verse las imágenes de disturbios en las calles de Barcelona y han afectado, básicamente, a los días posteriores a estallar el conflicto.

Sin embargo, las reservas continúan en aumento a más largo plazo, concretamente para los meses de noviembre y diciembre, ya que, al parecer, en esos meses la presencia de grupos en estos establecimientos es superior a la de familias.

Como pasó en crisis anteriores, los apartamentos turísticos son los primeros alojamientos que se ven afectados por estos disturbios, ya que son muchas las familias que utilizan este hospedaje y son las primeras en cancelar cuando detectan algún posible riesgo.

De hecho, algunas embajadas, como las de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Portugal, ha difundido mensajes sobre los riesgos de viajar a Catalunya. 

Caída del comercio

Lo que sí se ha contabilizaado es la caída en general de la actividad comercial. Los disturbios de los últimos días en Barcelona han provocado un descenso de entre un 30% y un 40%, según Barcelona Oberta, la asociación que aglutina los ejes comerciales y turísticos de la capital catalana.

Así lo ha cifrado el presidente de la entidad, Gabrie Jené, quien ha participado en una reunión convocada por el Ayuntamiento de Barcelona con los principales agentes económicos de la ciudad para abordar el impacto de los altercados.

Jené ha señalado que el comercio barcelonés atraviesa una "parálisis importante" y ha mostrado su "profunda tristeza" por los "daños" causados a raíz de los disturbios violentos porque, ha indicado, "los comercios no recordamos una situación así en los últimos 50 años".

También ha criticado que "la política no haga de política" sino que haya "trasladado" el problema a "la calle", lo que se ha traducido, ha dicho, en "violencia" y ha instado a los representantes del ayuntamiento a que "restablezcan el orden lo antes posible, que dialoguen e intenten no polarizar esta situación más de lo que está".

Por otro lado, Jené ha criticado también los "daños cuantiosos" al mobiliario urbano y al patrimonio público, pero ha asegurado que "no ha habido una situación de vandalismo generalizada", dado que solo han contabilizado tres establecimientos en los que se han producido "sabotajes".