Ir a contenido

Sánchez avisa a Torra: "No puede repetir el fracaso del referéndum"

El presidente se compromete a no responder de forma "exaltada" a los disturbios independentistas

Subraya la necesidad de que la "ciudadanía entienda cuándo se toman medidas extraordinarias"

Juan Ruiz Sierra Iolanda Mármol

Pedro Sánchez, este viernes en Bruselas tras el Consejo Europeo. 

Pedro Sánchez, este viernes en Bruselas tras el Consejo Europeo.  / EFE / HORST WAGNER

En el quinto día de movilizaciones y disturbios en Catalunya, ante la jornada que el Gobierno prevé más problemática por las marchas y la huelga contra la sentencia del 'procés', Pedro Sánchez ha querido transmitir "moderación". El presidente en funciones quiere evitar palabras que puedan encender aún más el ánimo de los independentistas, y este viernes, en Bruselas, donde ha participado en el Consejo Europeo, ha asegurado que el Ejecutivo no caerá en respuestas "exaltadas". Pero eso no significa que piense a eludir la "firmeza democrática", ha subrayado Sánchez, que también ha advertido al 'president', Quim Torra, sobre los peligros de repetir el "fracaso" de un referéndum de autodeterminación.

El Gobierno considera que la propuesta de Torra, anunciada el pasado jueves en el Parlament, de volver a votar sobre la secesión de Catalunya muestra su soledad y falta de iniciativa ante la compleja situación actual. La prueba, argumentan en la Moncloa, es que los partidos independentistas desconocían la iniciativa y se desmarcaron con matices de ella.     

"Después de la sentencia, convivencia –ha dicho Sánchez-. He apelado a que era necesario abrir una nueva etapa. Ya se ha cerrado la judicialización de una crisis política. No se puede repetir un camino que ha llenado de frustración y fracaso a la sociedad catalana. Es muy importante que el independentismo entienda que la sociedad catalana está dividida, fracturada. Lo primero que tiene que hacer el independentismo es reconocer a la otra parte. Catalunya no es un solo pueblo. Es plural, tiene muchos pueblos. Hay una parte mayoritaria de Catalunya que no quiere la independencia. Hay que tratar de llegar a un acuerdo. Pueden tener una mayoría parlamentaria, pero no tienen una mayoría social. Torra tiene que aspirar a gobernar al conjunto de la sociedad catalana, y no solo a una parte, la más radical".

"Hemos visto a Torra banalizar la violencia, frivolizarla. Frente a eso, nosotros decimos que esta crisis se va a superar y el Estado democrático va a aplicar la ley para garantizar la convivencia y la seguridad", ha continuado.

La "legitimidad social"

Su intervención ha estado dominada por el intento de calmar los ánimos. Sánchez ha avisado de que quienes "comenten una ilegalidad responderán por ello más pronto que tarde", porque "no habrá ninguna impunidad para los hechos vandálicos", pero también ha insistido, como en todas sus últimas comparecencias, en alabar la labor de los Mossos d’Esquadra y su coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado durante estos días de disturbios. Lo cual, en el fondo, es una manera de transmitir al PP y a Cs que no se dan las condiciones para activar la ley de seguridad nacional y tomar el mando de la policía autonómica.

"No hay que ceder al impulso de la exaltación. Firmeza y proporcionalidad. En consecuencia, moderación", ha señalado. Las iniciativas que pueda tomar el Gobierno ante un aumento de la violencia o una vuelta de la Generalitat a la senda unilateral están "todas previstas".

Pero aquí Sánchez ha dado un argumento muy relevante para no tomar medidas extraordinarias, más allá de que por el momento no se den los supuestos para ello. El presidente ha subrayado la necesidad de que la sociedad española comparta la respuesta que vaya a dar el Ejecutivo. "Es importante que haya una legitimidad social, que la ciudadanía entienda cuándo se toman esas medidas extraordinarias", ha explicado.

Una jornada "sensible"    

El Gobierno considera que este viernes será un día "sensible" en Catalunya por la convocatoria de la huelga general, las marchas de protesta, pero asegura que todos los escenarios están previstos para dar respuesta a las situaciones que puedan desarrollarse. El Ejecutivo sostiene que el número de agentes desplazados es el "necesario" para afrontar los acontecimientos, en contra de lo que sostiene la 'consellería' de Interior, que lamenta la falta de efectivos.  La Moncloa ha anunciado que en breve será detenido uno de los ultras que este jueves apalizaron a un joven independentista en Barcelona. 

"Hemos trasladado el número de efectivos que consideramos necesario estos días en Catalunya", ha explicado el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en rueda de prensa desde la Moncloa. En las previsiones que el Gobierno elabora desde hace largo tiempo se ha incluído también una eventual presencia de jóvenes radicales de otras nacionalidades que viajen a Barcelona para protagonizar actos violentos. "Tenemos previsiones de personas radicales y violentas de distintas ideologías que puedan hacer acto de presencia en Catalunya y Barcelona, pero no podemos, por razones de seguridad, dar más información", ha expuesto. 

Marlaska ha defendido las actuaciones policiales. Ha puesto en valor que ya ha sido identificado uno de los agresores de ulyraderecha que apalizó este jueves a un manifestante joven en Barcelona. En breve, ha señalado, esta persona será detenida. "No va a haber impunidad", ha advertido.

El ministro, que ha recordado que el Ejecutivo ha elaborado con tiempo sus previsiones de actuación, ha insistido en que en este momento los desórdenes en Catalunya se circunscriben, de momento, al ámbito del orden público y que la respuesta se da en ese marco. "Esperamos que no tengamos que pasar a otro escenario", ha señalado.  Con ánimo de llamar a la calma, ha asegurado que "se puede visitar Barcelona con total normalidad". 

Respecto al Tsunami Democràtic, Marlaska ha confirmado que la "investigación está avanzada" y que ese trabajo determinar'á qui'én est'á detr'ás de la plataforma. "No perseguimos ideas, perseguimos hechos de naturaleza criminal", ha aseverado.

Nuevo recurso al TC

Mientras tanto, el Consejo de Ministros ha decidido este viernes recurrir ante el Tribunal Constitucional el Plan de Acción Exterior aprobado por la Generalitat de Catalunya en junio y tras negarse el gobierno de Quim Torra a corregirlo por ser, a juicio del Ejecutivo, inconstitucional.

La ministra portavoz, Isabel Celaá, ha explicado que la Generalitat se excede en sus competencias y menoscaba las del Estado, pero además este plan forma parte de un proceso independentista "que pretende el desprestigio de la imagen internacional de España" y que se observa en "una diversidad de actuaciones" del propio Torra, de sus consejeros y de las delegaciones de Cataluña en el exterior.  El Gobierno solicita al TC que suspenda este plan