Ir a contenido

Caminatas por la libertad

Las marchas de las sonrisas

Alegría, canciones y lemas marcan la segunda jornada de las caminatas masivas por la libertad

Una mujer lleva las cenizas de su padre en la concentración del Maresme "porque él habría venido"

Óscar Hernández

La Marxa de la Llibertat que salió el miércoles desde Girona, esta tarde a su paso por Arenys de Mar.

La Marxa de la Llibertat que salió el miércoles desde Girona, esta tarde a su paso por Arenys de Mar. / Anna Mas

Protegida del sol con un paraguas, camina sonriente por la carretera N-2, entre Arenys de Mar y Mataró. LLama la atención su cara de felicidad y orgullo entre la marabunta de hombres y mujeres de todas las edades que desfilan a buen ritmo en la Marxa de la Llibertat de Girona a Barcelona. La mujer, Isabel Riqué, de 66 años, enseguida explica el motivo de su felicidad. "Es que hemos venido los tres, mi padre, mi hijo y yo". "Bueno mi padre está en la mochila, donde llevo sus cenizas", añade orgullosa. "Es que él era republicano e independentista. Murió hace tres años, con 88. Y ya me llevé las cenizas a Bruselas. Y hoy las traigo porque el habría venido de estar vivo", cuenta la mujer ilusionada con cumplir los deseos de su padre, quien le pidió "dejar parte de sus cenizas en Montserrat, el Montseny y Calella de Palafrugell".

Flanqueda por cientos de personas que cantan canciones y corean lemas en un ambiente festivo, Riqué se pone algo más seria al afirmar: "Si no hacemos nada no conseguiremos la independencia". Y para alcanzarla propone su receta: "Un cambio generacional de los políticos y mucho diálogo". Sobre los incidentes violentos nocturnos en Barcelona es rotunda: "Es algo que no me gusta, pero pienso que no somos nosotros. Es un montaje de los antisistema que se apuntan a cualquier manifestación y de otros que salen de las cloacas".

Llegada de las cinco 'marxes' a Barcelona

Hablar de los incidentes vandálicos parece algo fuera de contexto en un ambiente tan festivo, que ha sido constante en las cinco 'Marxes per la Llibertat' que recorren Catalunya con destino a Barcelona, donde coincidirán mañana viernes. La que salió el miércoles de Girona y hoy ha cruzado el Maresme, sale de Premià mañana viernes a las 8.30 horas y pasará por Montgat (10.30 horas) y Badalona (11.15). Las de Vic y Berga, que hoy se han unido en San Quirze, saldrán de este municipio (08.00) hacia Barcelona. Las de Tarragona y Tàrrega partirán de Martorell (07.15) hacia Pallejà, Sant Joan Despí y Barcelona. Otra manifestación saldrá de Castelldefels.

"Nosotros hemos salido esta mañana de Pineda de Mar y Sant Pol y todo el camino hemos ido cantando", cuentan Sebastià Gurri, de 63 años, y Montse Roca, de 69, a los que acompañan una pareja de amigos en una terraza de la riera de Arenys de Mar tras dos horas de caminata bajo el sol. "Los altercados y las cargas policiales de Barcelona nos hacen daño a todos. Nuestro ambiente siempre ha sido festivo y de alegría", afirma la pareja.

Escuchar a la gente

"Es que el ambiente está muy bien. Con gente mayor, pero también joven". comenta Mireia Prat, logopeda de 48 años, quien anuncia que mañana viernes continuará su caminata hacia Barcelona. "A los políticos les pediría que se mojen más y que nos escuchen", apunta. "El tema de aquí no es la independencia. Lo que queremos todos es el referéndum y la libertad de los presos. La gente quiere ser escuchada", insiste Manuel Román, de 66 años, entrando ya a pie en Mataró por una N-2 sin coches. "Está muy bien ver cómo responde la gente. Si hasta nos aplauden cuando pasamos por los pueblos", añade, feliz y esperanzado.