Ir a contenido

PROTESTAS

Grupos de extrema derecha e independentistas radicales se enfrentan en Barcelona

Manifestantes de distinto signo han coincidido en la plaza Artós

El Periódico

Manifestación de ultras y contramanifestación antifascista en la plaza de Artós, en Barcelona. / FOTO: ÁNGEL GARCÍA / VÍDEO: CARLOS MÁRQUEZ

Tensión en el centro de Barcelona tras las concentraciones de un grupo de extrema derecha y otro antifascista en la plaza de Artós de Barcelona. Una vez que las protestas han terminado, un grupo de ultras han decidido dirigirse hacia la zona de Jardinets de Gràcia donde 13.000 personas se han concentrado desde las 19.00 horas a iniciativa de los CDR. 

Ambos grupos de manifestantes independentistas y de extrema derecha se han enfrentado en el Eixample, en especial en Rambla de Catalunya, donde se han lanzado botellas y otros objetos y se han propinado golpes. Varios ultras han dado una paliza a un joven antifascista en el cruce de las calles Balmes y Rosselló de Barcelona. Albert Mercadé ha publicado en Twitter la agresión:

Unos 200 independentistas radicales han deambulado por la Rambla Catalunya y las calles Rosselló y Balmes hasta que se han encontrado con el grupo de extrema derecha, a pesar de que los Mossos han intentado evitar el choque cortándoles el paso.

Durante su recorrido, los manifestantes de extrema derecha, muchos de ellos encapuchados, iban armados con palos y bates de béisbol, y han ido gritando consignas contra los independentistas y enarbolando banderas españolas como "a por ellos, oe" y "yo soy español, español".

El grupo independentista está integrado por manifestantes que van también mayoritariamente encapuchados.

Los enfrentamientos están siendo más intensos en la Rambla Catalunya, donde la policía autonómica utiliza la técnica del carrusel con las furgonetas para dispersar a los manifestantes y ha realiza las primeras cargas de esta noche.

El origen del conflicto

A esa misma hora, los Mossos d'Esquadra han cargado contra un grupo de ultras que se estaban manifestando en la plaza de Artós de Barcelona para evitar coincidir con una manifestación antifascista.

Los 300 ultras llevaban bengalas y cohetes, han hecho saludos fascistas, proferían gritos contra Pedro Sánchez y a favor de Hitler y Franco, mientras blandían proclamas como 'Esta es nuestra tierra y lo tenemos que defender', 'Unidad nacional', 'Puigdemont en prisión'.

Manifestantes de extrema derecha, en la plaza de Artós.  / manu mitru

Los Mossos ha formado dos cordones policiales con una separación de 30 metros entre ambos grupos y los periodistas se encontraban en medio de las dos líneas policiales. Los agentes han alertado por megafonía a los manifestantes que no lanzasen petardos contra la línea policial. 

Contramanifestación antifascista

Tras conocerse que el colectivo 'Los de Artós' había convocado una concentración en esta plaza de Sarrià,  grupos antifascistas convocaron una contramanifestación en el mismo lugar. 'Los de Artós' se han desmarcado de la convocatoria y han emplazado a sus simpatizantes al domingo 27 de octubre, antes de la gran manifestación constitucionalista en el centro de Barcelona.

Finalmente, a partir de las seis de la tarde se han empezado a concentrar jóvenes del barrio con banderas españolas en la plaza. Se han añadido otros simpatizantes, pero poco a poco el tono ha subido cuando se han añadido miembros de la ultraderecha con gritos fascistas lo que ha provocado que algunas personas hayan abandonado la concentración.

Sobre las siete de la tarde ha llegado desde la Vía Augusta una manifestación antifascista y los Mossos han actuado para separarlas. Cuando los ultraderechistas han querido superar la línea policial y han hecho lanzamientos contra los grupos opositores, los antidisturbios de los Mossos han golpeado a algunas personas con las porras. Los antifascistas han abandonado la concentración poco antes de las nueve de la noche.