Ir a contenido

ENTREVISTA

Santi Vila: "Tras el ciclo electoral en Madrid y Barcelona, habrá que exigir hojas de ruta objetivas"

"Siento una profunda tristeza, el problema se cronifica y genera mucho dolor con condenas muy duras"

"Nunca la política debería haber trasladado sus responsabilidades al Código Penal"

Fidel Masreal

Santi Vila posa para una entrevista en Barcelona, el pasado 8 de marzo.

Santi Vila posa para una entrevista en Barcelona, el pasado 8 de marzo. / PAU BARRENA (AFP)

El 'exconseller' Santi Vila (Granollers, 1973) ha sido condenado por el Tribunal Supremo a una pena de inhabilitación y eludirá la cárcel, a diferencia de 9 de los 12 procesados por el 1-O. En una entrevista telefónica pocas horas después de conocerse la sentencia, Vila muestra su "profunda tristeza" por la sentencia y apuesta por un nuevo ciclo político que ha de pasar por elecciones no solo en Madrid, sino también en Catalunya, del que emanen liderazgos políticos con hojas de ruta "objetivas" para solucionar el conflicto.

-¿Cuál es su estado emocional en estos momentos?

-De una profunda tristeza, creo que compartida por la mayoría de gente de buena fe de Catalunya que ve con dolor que el problema de Catalunya, lejos de resolverse, se cronifica y sigue generando mucho dolor en forma de condenas muy duras y fuertes que afectan a personas concretas y siguen suponiendo un agravamiento de la tensión y la incapacidad de mirar adelante.

-¿Se siente aliviado por evitar la cárcel?

-Defendí que no habíamos cometido nada ilegal, que como máximo deberíamos hablar en los términos de la desobediencia que algún abogado dio por descontada porque los hechos son los que son. Todo ha venido marcado por un error: nunca la política debería haber trasladado sus responsabilidades al Código Penal, que es un instrumento muy rudo. Sí que he eludido la cárcel, pero ninguno de nosotros podremos estar tranquilos hasta que veamos a todos fuera de la cárcel.

"He eludido la cárcel, pero no podremos estar tranquilos hasta que veamos a todos fuera de la cárcel"

-En la sentencia se subraya que no hubo declaración de independencia realmente efectiva, como usted ha subrayado reiteradamente...

-Es significativo que en el juicio este pleno [el del 27 de octubre] ya no tuvo protagonismo y los hechos que cobraron relevancia penal no tienen que ver con ese plenario, que tuvo una competencia simbólica, política, como reconoció todo el mundo. He explicado que no dimití porque temiera que un compañero cometiera un acto ilegal. Era evidente que de lo sucedido el 1-O no se podía desprender más que una declaración simbólica o política. A partir de aquí las cosas se han de calibrar con esta variable que es la sentencia, que agrava el dolor de las personas físicas y de la gente de buena fe. Pero los hechos del 27-O tienen el valor político y jurídico-administrativo que la sentencia les da, que es muy poco.

"De lo sucedido el 1-O solo se podía desprender una declaración simbólica, la sentencia da muy poco valor a los hechos del 27-O""

-¿Qué opina de que no se haya observado rebelión pero que con la sedición las penas sean altas?

-No estoy en condiciones de valorar los argumentos de la sentencia. Hace dos horas que la tengo físicamente. Mañana la analizaré con detenimiento. Como idea general quiero expresar mi tristeza y desolación por una condena sin duda muy dura. A partir de aquí todos analizaremos estos argumentos y habrá que ver hasta qué punto permite vías de recurso si se consideran.

-¿Qué opina de la condena a nueve años a Jordi Cuixart y Jordi Sànchez?

-Me produce una gran frustración porque he tenido ocasión de conocer y tratar muchísimo a Jordi Cuixart, no tanto a Jordi Sànchez. Son personas honestas, que me da la impresión que en esos momentos evitaron que alguna de las movilizaciones pudiera tener un componente incívico y paradójicamente reciben estas condenas tan fuertes. Empatía, solidaridad, solo podremos reposar cuando los veamos a todos fuera.

"La condena a Sánchez y Cuixart me produce una gran frustración, evitaron que alguna de las movilizaciones pudiera tener un componente incívico"

-¿Qué opina de las reacciones de protesta que han incluido a sectores no independentistas?

-Todo lo que sean movilizaciones y protestas pacíficas que respeten el pluralismo y la convivencia no solo son respetables, sino deseables. Es bueno que colectivamente se reivindique no solo el derecho a la protesta, sino el derecho a la movilización cívica y ciudadana, siempre que sea pacífica, para cambiar las cosas. Creo que así se explica la posición de Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

-¿Qué le parecen las acciones de corte de carreteras y de intento de bloqueo del aeropuerto?

-No he tenido ocasion de seguirlas. Solo deseo que todas las acciones de protesta se hagan de forma cívica y pacífica y apelando al derecho inalienable a la protesta y la participación política que no solo se expresa votando y manifestándose en la calle.

"Deseo que las acciones de protesta se hagan de forma cívica y pacífica apelando al derecho inalienable a la protesta y la participación política"

-Tras la condena a Cuixart y Sànchez, cree que se están vulnerando derechos como el de manifestación?

-Se ejerce y se ha de poder seguir ejerciendo. El catalanismo político de los últimos años lo ha hecho de forma ejemplar. Este sábado hubo una manifestación del 12-O de forma adecuada y correcta. Nos hemos de conjurar todos para convivir en la diversidad ideológica y el pluralismo. Es un bien sagrado que no se ha de poner en riesgo. Pensemos como pensemos, puede haber un gran denominador común: los políticos ha de resolver los problemas, y no el Código Penal.

-En términos políticos, ¿y ahora qué?

-Hemos de saber serenarnos, poner la mirada larga. Es evidente que en el plazo inmediato la campaña electoral no ayudará. Las democracias maduras, que son resilientes a las campañas electorales, siempre quedan algo magulladas porque los papeles se distorsionan y todo el mundo saca lo peor de sí mismo. Pero cuando tengamos gobiernos legitimados por las elecciones en Madrid y en Barcelona, será el momento de reclamar a nuestros políticos estrategias de solución y no de agravamiento del conflicto. Quiero subrayar que el conflicto en Catalunya, como mínimo desde el 2012, lleva esperando alguna propuesta concreta. Es profundamente injusto que haya apelaciones nobles al diálogo que no vayan acompañadas de propuestas de negociación real. Hemos vivido a los partidarios de aplicar recetas de represión y palo, hemos vivido sencillamente palabras que no digo que vacías, pero que no se concretaban en nada. Pasado el ciclo electoral en Madrid y en Catalunya será absolutamente imprescindible que exijamos a los políticos que nos expliquen qué hojas de ruta objetivas tienen para salir de este embrollo. Sería difícil salir del mismo mientras tengamos a algunos de los protagonistas en la cárcel.

"Cuando tengamos gobiernos legitimados por las elecciones en Madrid y en Barcelona, será el momento de reclamar a nuestros políticos estrategias de solución"

-¿Habla de elecciones también en Catalunya?

-Será inevitable que, visto lo que pasa en Catalunya y lo que ha dicho el 'president' Puigdemont desde Bruselas, haya todo un período que se acabe y se deba abrir otro. Cuanto más empoderado y reforzado esté todo el mundo, mejor.