Ir a contenido

Traslado de los restos de Franco

El prior del Valle de los Caídos renuncia a oponerse físicamente a la exhumación pero estudia un recurso

El fraile Santiago Cantera ha suspendido una conferencia para reunirse con un asesor legal

Los primeros técnicos de la obra de exhumación han visitado ya la basílica donde reposa Franco

Juan José Fernández

Últimos visitantes de la tumba de Franco en la basílica de la Santa Cruz, el templo del Valle de los Caídos, media hora antes de la orden de cierre del monumento para los trabajos de exhumación.

Últimos visitantes de la tumba de Franco en la basílica de la Santa Cruz, el templo del Valle de los Caídos, media hora antes de la orden de cierre del monumento para los trabajos de exhumación. / David Castro

El fraile de San Benito Santiago Cantera Montenegro, prior de la abadía que custodia del Valle de los Caídos, tenía en la tarde de este viernes dos asuntos urgentes en los que pensar. El primero, cómo reacciona a la orden gubernamental de cierre del monumento que el franquismo llenó de muertos; el segundo, dónde celebrará su misa diaria y contractual los próximos días, pues la basílica en la que pasan sus últimos momentos los restos del dictador ya no se abrirá hasta que se realice la exhumación.

Por la primera razón más que por la segunda, el prior ha suspendido una conferencia titulada 'España en la Historia' que tenía previsto impartir en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial a las 19 horas. Ante un salón repleto de público, los organizadores, de la Asociación Cultural Amanecer de España, han explicado que "las circunstancias tras la decisión del Consejo de Ministros" han obligado a la suspensión.

Patrimonio Nacional ha decidido esta tarde cerrar el monumento a las visitas hasta que acabe la exhumación. Dos horas y media antes de la conferencia, el prior recibía la notificación del organismo, dependiente de Presidencia del Gobierno, y pedía reunirse a un abogado de la comunidad. Fuentes cercanas a la abadía sostienen que entre este sábado y el lunes podría tener ultimado el recurso contra la orden.

"Es que además, si llega a salir del Valle para venir a dar la conferencia, se exponía a que luego no pudiera volver a entrar", explicaban en la asociación. Pocas horas antes, a través de la web de la revista eclesial Vida Nueva, Cantera ha filtrado que no se opondrá por la fuerza a la exhumación, como había dejado caer días antes a sus cercanos. Otra cosa es la vía legal que, recordaba en la información, nunca ha dejado de recorrer su comunidad.

Santiago Cantera, prior del Valle de los Caídos. / El Periódico

En San Lorenzo, el público que llenaba el salón de actos salía rezongando contra el Gobierno. Rige la localidad madrileña el Partido Popular, en alianza con Vox y Ciudadanos. Del partido naranja es el concejal de Cultura, Enrique Peris, que asegura a EL PERIÓDICO que la conferencia "estaba programada con meses de antelación".

También dice Peris que a su corporación "no le gusta la censura previa", si bien aclara que la suspensión del acto "no se ha debido a ninguna imposición externa". Y todo antes de añadir que su concejalía cedió la Casa de Cultura a Cantera "igual que se la cede a otras organizaciones, Amnistía Internacional, sin ir más lejos".

Protestas

Había tensión en la sala, como la ha habido esta tarde en la basílica del Valle, cuando ha llegado la hora de salir de allí por la orden gubernamental. Una señora que visitaba el lugar se ha enzarzado con los guardias de seguridad privada del monumento por hacer fotos con el móvil, y también otros dos visitantes que han sacado una bandera de España (constitucional) y han dado vivas a Franco, y aún otro más que se tumbó a besar la losa de granito bajo la que reposan los restos embalsamados, pese a la admonición de los vigilantes. "¡Déjenme, lo hago por mi padre!", les dijo.

La tumba del general  se ha podido ver por última vez esta tarde en el risco de Cuelgamuros, y por el fervor mostrado por algunos visitantes se diría confirmado el temor de asesores del Gobierno a que el lugar de reinhumación, el cementerio madrileño de El Pardo, se convierta al menos al principio en lugar de peregrinación de franquistas.

Esta tarde, informan fuentes no oficiales de Patrimonio Nacional, y después de irse el público, han entrado en la basílica los primeros técnicos a los que se han encargado los trabajos de reapertura de la fosa, para un primer examen del suelo del altar, cuyas losas de mármol negro rodean al granito de la tumba.