Ir a contenido

EN BARCELONA

Vergés critica los "insultos y amenazas" a una doctora por no hablar catalán

Los colegios de médicos también condenan el escrache sufrido por esta profesional, que está haciendo su residencia en el CAP Les Corts

El Periódico

Imagen de archivo del CAP de Les Corts.

Imagen de archivo del CAP de Les Corts. / Ricard Cugat

La 'consellera' de Salut de la Generalitat de Catalunya, Alba Vergés, ha criticado esta mañana los "insultos y amenazas" que sufrió una doctora del centro de atención primaria (CAP) de Les Corts (Barcelona) porque no atendió en catalán a una paciente. La doctora, que está haciendo su residencia médica en este ambulatorio, fue denunciada por una madre que se quejó de que no entendió a su hija, con una discapacidad, porque esta solo habla en catalán y la facultativa únicamente entiende el castellano y el inglés.

Vergés ha defendido que es responsabilidad de su departamento que el catalán sea vehicular en el sistema, pero considera que es "incompatible con que una queja pueda convertirse en insultos y amenazas a los profesionales".

Lo ha dicho en el pleno del Parlament interpelada por la diputada del PSC-Units Assumpta Escarp, quien ha criticado que se convirtiera un CAP en un "plató para un debate lingüístico" sin relación con la profesionalidad ni la calidad de la atención de los facultativos, ha dicho.

El caso en cuestión fue recogido por la Plataforma per la Llengua, una entidad que se dedica a defender el uso del catalán, que el pasado lunes emitió un comunicado en el que informaba de que había recibido una veintena de quejas de usuarios de la sanidad pública catalana que no fueron atendidos en la lengua autóctona porque los médicos sólo hablaban castellano. Tras la denuncia pública, un grupo de personas se presentaron en el CAP, acosaron a la doctora y le recriminaron que no atendiera a sus pacientes en catalán. El Moviment Identitari Català, un grupo que se define como de "nacionalistas catalanes", publicó en Twitter el vídeo del momento.

También el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) ha condenado el escrache sufrido por esta doctora. En un comunicado, el CGCOM ha manifestado su apoyo a la doctora, al director del centro y a todo el equipo asistencial "ante la situación generada por el escrache a la que ha sido sometida supuestamente por la no utilización del catalán en el proceso asistencial".

"Inadmisible"

El CGCOM se adherido al posicionamiento expresado por el presidente del Col·legi de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, "de absoluto rechazo a esta agresión", que han tildado de "inadmisible e impropio de cualquier comportamiento reglado ante una situación que siempre debe canalizarse a través del paciente o su tutor, y que debe realizarse por los diferentes conductos oficiales, entre ellos a través del propio Colegio de Médicos".

"Este episodio lamentable no es más que una muestra creciente de desencuentros entre población y sanitarios que socavan la relación médico-paciente, alimentan la confrontación, generan agresividad, y profundizan la ansiedad y desmoralización de nuestros compañeros de la primera línea de atención sanitaria", agrega el comunicado del CGCOM.

Agresiones crecientes

Los colegios profesionales aprovechan para denunciar que "las agresiones crecientes a médicos y otros sanitarios se potencian cuando las necesidades y demandas de la población no encuentran otros interlocutores accesibles, y son redirigidas hacia los propios trabajadores, que no sólo no tienen posibilidad de dar soluciones, sino que objetivamente son víctimas de las insuficiencias del sistema sanitario".

Tras la denuncia de la Plataforma per la Llengua, la Conselleria de Salut de la Generalitat difundió el miércoles un comunicado en el que informaba de que, "tal como indica la Ley 1/1998, de 7 de enero, de política lingüística, Salut es responsable de velar para que el catalán sea la lengua vehicular" en todo el sistema sanitario catalán.

Salut afirma que facilita a los profesionales sanitarios el conocimiento de la lengua catalana y ofrece información y un curso gratuito de catalán para los estudiantes de fuera de Catalunya que vienen a hacer su residencia. "Pese a estos esfuerzos, puede haber casos aislados que son analizados y buscamos soluciones. En este sentido, hacemos un seguimiento periódico con la Plataforma per la Llengua para detectar y resolver estos casos", concluye Salut.