Ir a contenido

CRISIS TERRITORIAL

Exteriores acusa a la Generalitat de "denigrar la imagen de España"

El ministerio pide a los tribunales que paralicen la apertura de 'embajadas' catalanas en México, Argentina y Túnez

Juan Ruiz Sierra

El ’conseller’ de Acció Exterior, Alfred Bosch, el pasado 10 de julio en el Parlament. 

El ’conseller’ de Acció Exterior, Alfred Bosch, el pasado 10 de julio en el Parlament.  / JOAN CORTADELLAS

El Gobierno quiere que los tribunales paralicen el decreto de la Generalitat que autoriza la apertura de delegaciones en México, Argentina y Túnez. El Ministerio de Asuntos Exteriores, que mantiene desde hace meses un pulso con el Govern a raíz de estas oficinas, considera que se tratan de un "instrumento necesario para llevar a cabo una política cuyo fin es la separación de España". Al servir al "proyecto de transición nacional de carácter secesionista inconstitucional", argumenta, las llamadas 'embajadas' conllevan un "grave perjuicio para la política exterior de España" y "denigran su imagen".

En un recurso presentado el pasado 26 de septiembre ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Exteriores aborda los motivos por los que pide la suspensión de estas delegaciones. El escrito, avanzado por 'El País' y al que ha tenido acceso este diario, acusa al Govern de no esperar al preceptivo informe de Exteriores sobre la apertura de las sedes (un trámite que no es vinculante) y de "generar grave confusión en otros sujetos de derecho internacional, y especialmente en la UE, sobre las competencias de la Generalitat y su facultad de desarrollar actuaciones internacionales". La apertura de estas oficinas, continúa el recurso, pretende perseguir "un fin inconstitucional como es la creación de una estructura de estado", dentro de la actitud de "rebeldía institucional" de las autoridades catalanas.

El escrito, que fue anunciado por Exteriores el pasado mes de junio, viene a acentuar el conflicto con el Govern a las puertas de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 'procés', que se espera para los próximos días, y en un momento en el que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha decidido endurecer su discurso frente al independentismo. En julio, el ministerio ya solicitó al TSJC el cierre cautelar de las sedes en Suiza, Alemania y Gran Bretaña, pero los magistrados lo rechazaron al considerar que el Gobierno debería haberlo pedido al recurrir su creación. De ahí que haya tomado esta iniciativa ahora para las todavía no nacidas oficinas en Túnez, México y Argentina.

La Generalitat, por el momento, piensa seguir adelante con la apertura de estas delegaciones. "La acción exterior de Catalunya es legal, legítima y necesaria", señaló el pasado martes el 'conseller' de Acció Exterior, Alfred Bosch, al designar a los titulares de las oficinas impugnadas.