Ir a contenido

Torra recupera la pancarta sobre la libertad de expresión en la Generalitat

El plazo de 48 horas que el tribunal dio el pasado lunes a Torra expiró el miércoles

J. G. Albalat

Lluís Llach, Sílvia Bel, Antoni Baños y Teresa Casals colocando la pancarta en la Generalitat. 

Lluís Llach, Sílvia Bel, Antoni Baños y Teresa Casals colocando la pancarta en la Generalitat.  / ACN / GUILLEM ROSET

Dos trabajadores de la Generalitat han retirado a las 15.32 horas la pancarta de los políticos presos del balcón del Palau. Cuarenta y cinco minutos antes, el magistrado presidente de la sección 5ª de la sala contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) había ordenado al cuerpo de Mossos d'Esquadra la retirada immediata de la pancarta y símbolo colgados en la sede del Govern en cumplimiento de la medida cautelar acordada por el tribunal contencioso en el seno de una demanda de Impulso Ciudadano, según fuentes del alto tribunal catalán.

Tres horas después, una pancarta que reclama la libertad de expresión, la misma que colocó en marzo, ha regresado al blacón de la Generalitat. Lluís Llach y Antonio Baños se han encargado de poner la nueva pancarta.

El jueves el TSJC ya confirmó la orden que dio al 'president' Quim Torra para que retirara la pancarta a favor de los dirigentes independentistas presos. De esta manera, los magistrados desestimaron el recurso interpuesto por el Govern Catalunya contra la medida cautelar y reiteraron su cumplimiento. 

ÁNGEL GARCÍA

La asociación Impulso Ciudano, liderada por el exdiputado de Ciutadans al Parlament José Domingo y ha promovido esta acción judicial, ha presentado en el tribunal un escrito en el que se requiere que se envíe a los Mossos para que descuelguen el cartel. 

En su resolución, contra la que no cabe recurso, el TSJC rechaza la pretensión de Torra de que se supendiera la orden de descolgar la pancarta, con el argumento de que, salvo en casos excepcionales, las medidas cautelares son de "inmediato cumplimiento". El tribunal, además,  recuerda que  se han convocado elecciones generales y la Junta Electoral Central ya prohibió en marzo,, en vísperas de los comicios del 28-A, la exhibición en edificios públicos de lazos amarillos.

Precisamente, el mandatario será juzgado el próximo mes de noviembre por desobediencia por la sala civil y penal del TSJC. Está acusado de desoir la orden de la Juenta Electoral de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos dependientes de la Generalitat durante la campa electoral de las elecciones del 28-A. 

Plazo expirado

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, recibió el pasado lunes el requerimiento del TSJC para que retire antes de 48 horas la pancarta de apoyo a los presos independentistas del balcón del Palau de la Generalitat. El plazo expiró el miércoles, el mismo día en que el jefe del Govern afrontó el debate de política general en el Parlament.

El miércoles, el alto tribunal catalán requirió personalmente a Torra para que haga efectiva la resolución, que acuerda que debe retirar la pancarta por su lema (la petición de puesta en libertad de los "presos políticos y exiliados") y el símbolo que lo acompaña (el lazo amarillo). Con la notificación del auto del TSJC, se iniciaba el plazo de 48 horas dado para retirar la pancarta, como medida cautelar. El recurso ahora desestimado sostenía que el mandatario actuaba ejerciendo "la libertad de expresión".

Torra ya había manifestado en los últimos días que no quiere retirar la pancarta, una posición que ha reiterado este lunes a través de Twitter. "Cuando se trata de derechos civiles, sociales y políticos, no nos podemos echar atrás y no podemos ceder a la involución que promueve el Estado. Mi compromiso con la libertad de expresión es total", ha escrito el 'president' junto a una foto firmando la notificación judicial.